“Apostamos por el sector logístico, envejecimiento de población y automovilístico”

Las mayores posiciones en Bolsa están en CTT, Almirall, Talgo y Siemens

En renta fija optan por bonos de EE UU frente a Alemania y por deuda subordinada de bancos

Inversión
Alfonso de Benito, director de inversiones de Dunas-Inverseguros.

Coincidiendo con el lanzamiento de la nueva gama de fondos y planes de pensiones por el grupo Dunas Capital, Alfonso de Benito, director de inversiones de Dunas-Inverseguros, explica la estrategia de inversión de la firma. El gestor defiende que en un entorno de inversión complicado para los perfiles más conservadores, la alternativa pasa por la gestión multiactivo.

¿Qué atractivo supone la gestión multiactivo frente a otras filosofías de inversión?

Lo primero es que no cerramos la puerta a ningún activo. Invertimos en aquello que creemos que tiene valor bien sea porque pensemos que va a subir o porque creamos que vaya a bajar. No tenemos una rotación en cartera excesiva, sino que operamos a medio y largo plazo. Por riesgo, entendemos perder dinero. Pero en nuestra etapa en Dunas hemos incorporado la idea de que la volatilidad también implica un riesgo para los inversores. Por ello hemos construido cuatro fondos con distintos perfiles de volatilidad y creamos un nuevo concepto basado en traducir todos los posibles activos a volatilidad

¿Cuáles son los sectores que más le gustan?

Uno de los sectores por el que llevamos mucho tiempo apostando es por el logístico ante el auge del comercio electrónico. Aunque el cliente compre desde su casa, el producto tiene que llegar a él, y aquí las empresas que cuentan con una red de logística bien gestionada ocupan un papel destacado. Un ejemplo son las empresas de correos tradicionales como Correios de Portugal (CTT). Otro sector que nos resulta muy atractivo es el farmacéutico y el relacionado con el envejecimiento de la población. Empresas como la belga Ontix, dedicada a la fabricación de pañales para personas mayores, es una de nuestras preferidas. Por último, también no gusta el sector de la automoción con vistas a la fabricación del coche eléctrico. Pero dentro de este último creemos que unas de las firmas que pueden beneficiarse es Gestamp.

Además de las ya mencionadas Ontix, CTT y Gestamp, ¿qué otras empresas le gustan para invertir en Bolsa? 

Nuestras mayores posiciones en renta variable pasan por las españolas Almirall y Talgo y la alemana Siemens.

¿Ve potencial en el sector bancario?

Todo el mundo viene hablando de que el sector bancario tiene que subir mucho con el alza de los tipos de interés. Pero no vemos a los tipos repuntando de manera significativa. A esto hay que sumarle que a la banca no paran de salirle nuevos obstáculos como las fintech, las necesidades de capital por parte de los reguladores o Mifid 2. Eso no quiere decir, no obstante, que no pueda ser rentable y aportar valor pero desde luego no es nuestro sector favorito a la hora de invertir.

¿Para cuándo prevé la subida de tipos?

Tomando como referencia las palabras de Mario Draghi parece complicado que el alza del precio del dinero llegue en 2018, pues el BCE seguirá comprando deuda hasta al menos septiembre. Siguiendo la experiencia de la Reserva Federal, la subida de las tasas llegaría en 2019. Esto no quiere decir que el mercado no lo empiece a descontar antes. No sería de extrañar que la rentabilidad del bono alemán cerrará el ejercicio entre el 0,7% y 1%.

En un escenario de subida de las rentabilidades en el mercado de deuda, ¿cómo gestionan la inversión en renta fija? ¿Cuáles son las posiciones más destacadas?

Por nuestra filosofía de inversión nos gusta hablar más de posiciones de riesgo que de patrimonio. Desde el punto de vista de los bonos de Gobiernos, lo que más nos gusta es invertir en bonos americanos frente al bono alemán. Tenemos construido un spread transatlántico en el que estamos invirtiendo en bonos americanos a dos, cinco y diez años y a su vez estamos vendiendo bonos alemanes a dos, cinco y diez años. En lo que respecta a duración estamos neutros. Si nos vamos a nombres concretos de renta fija corporativa, tenemos exposición en bonos subordinados de Liberbank y Cajamar. Esto lo completamos con deuda corporativa de firmas como la francesa Altis. Una de las cosas que no nos gusta es la inversión en deuda high yield.

¿Conserva potencial la Bolsa española?

Creemos que la Bolsa española es de lo menos caro que hay como posibilidades de inversión. Las políticas monetarias llevadas a cabo por los bancos centrales han hecho que todo esté caro. Quizá la Bolsa europea y la española son las que están más o menos en su justo precio. La cuestión es que la separación por país no tiene ya tanto sentido, sino más bien la separación sectorial.

¿Cuáles son los principales riesgos de 2018?

A día de hoy el mercado no tiene puesto en precio riesgos con probabilidad superior al 10%. Habrá que vigilar las noticias referentes a la negociación del brexit, las elecciones italianas, las medidas que adopte Donald Trump o las tensiones entre EE UU y Corea del Norte. Nuestro escenario central es de continuidad de 2017 con la Bolsa como el activo más rentable.

¿Es el momento de incrementar la exposición al riesgo?

Desde la firma elevamos la exposición al riesgo desde verano porque pensamos que se han eliminado amenazas y que la economía está cogiendo tracción a nivel mundial.Como protección hemos comprado opciones de venta del S&P 500.

Normas