Las apuestas del mercado por el alza del euro alcanzan máximos históricos

Los ‘hedge funds’ prevén que la divisa europea siga subiendo tras el fuerte rally de 2017

Citi, Deutsche Bank y UBS ven al euro al menos en los 1,24 dólares a lo largo de este año

divisas Ampliar foto

La fuerte apreciación del euro frente al dólar del pasado año no ha disuadido a los inversores de rebajar posiciones en la divisa europea y en los primeros días de 2018 las apuestas en favor de la continuidad de su ascenso están alcanzado máximos históricos. Las posiciones netas alcistas sobre el euro han aumentado en la primera semana del año en 35.000, hasta alcanzar los 127.868 contratos, según muestran los datos del mercado de futuros de Chicago. La cifra supera el récord anterior, marcado en mayo de 2007, en los 119.538 contratos y es la más alta desde la creación del euro.

La confianza de los hedge funds e inversores especulativos en la divisa europea, reflejadas en esos contratos de futuros, llega después de la apreciación del 14% registrada por el euro el pasado año, el tercero mejor de su historia. La fortaleza de la economía de la zona euro, que logró llegar a crecer a mayor ritmo que la estadounidense, sorprendió positivamente a los inversores, que llevaron el pasado mes de septiembre a la divisa a conquistar de nuevo la cota de los 1,20 dólares, un nivel que no se recordaba desde enero de 2015. En los primeros días de 2018, el euro ha estado muy cerca de alcanzar ese máximo de septiembre –en los 1,2092 dólares– y ha tocado los 1,2089 dólares, prueba de la apuesta alcista de los hedge funds. En la jornada de ayer, el euro se relajó sin embargo a la zona de 1,1920 dólares.

El euro ha repuntado frente al dólar a pesar de la fuerte brecha abierta en materia de tipos de interés entre Estados Unidos –que en 2017 los subió en tres ocasiones, hasta el nivel del 1,25%-1,5%– y la zona euro, que permanecen en el cero desde marzo de 2015. Pero la expectativa de rebaja de estímulos por parte del BCE fue ganando peso durante el pasado año y en el inicio de 2018 se abre paso la idea de que en este mismo año finalizarán las compras de deuda del BCE, en el mes de septiembre, después de que ya desde enero se hayan reducido a la mitad.

La apreciación adicional del euro frente al dólar es una de las principales ideas de inversión de Citi para 2018. El banco estadounidense reconoce que el efecto positivo sobre el billete verde de la reforma fiscal de Donald Trump –que logró finalmente ver la luz a finales de 2017– ya está descontado, al menos en el corto plazo. Su recomendación es la compra de euros y marca un precio objetivo de 1,23 dólares y un nivel de venta en caso de que descienda a los 1,1915 dólares. Su previsión para un horizonte de entre 6 a 12 meses es que se aprecie a los 1,24 dólares y que alcance los 1,25 ya en el largo plazo.

La compra de euros frente a dólares es una de las principales ideas de inversión de Citi para este año

Citi considera que, incluso pese a las recientes subidas de la divisa europea, el mercado podría seguir subestimando el potencial de alza de precios en la zona euro. El BCE espera que los precios suban en la región este año el 1,4%, el 1,5% en 2019 y el 1,7% en 2020.

Deutsche Bank, otra de las entidades que apuesta por la apreciación del euro, también confía en que la perspectiva del mercado sobre la inflación en la zona euro mejorará este año, lo que elevará la expectativa de endurecimiento de la política monetaria del BCE, acelerando con ello el alza de la divisa europea. El banco alemán contempla de hecho que el euro se aprecie a 1,22 dólares en marzo de este año, a 1,24 a mitad del ejercicio y a 1,28 dólares en diciembre de 2018.

UBS prevé un euro en los 1,25 dólares en el horizonte de un año. “El sólido crecimiento de la zona euro, que genera confianza en la capacidad del BCE para gestionar riesgos políticos, el excedente de cuenta corriente elevado y en auge, y las moderadas subidas de los tipos de interés de Estados Unidos deberían apuntalar el euro durante 2018 y más adelante”, sostiene el banco suizo. Así, las tres alzas de tipos que contempla la Fed para este año no sacarían de su debilidad al dólar, según UBS, que advierte del peso que ejercen el déficit fiscal y por cuenta corriente.

Julius Baer es en cambio una de las firmas que discrepan. En su opinión, la euforia sobre el euro no continuará este año y su apreciación se puede volver en contra del crecimiento económico. La entidad suiza prevé un descenso del euro a niveles de 1,14 dólares.

Nuevo obstáculo para la Bolsa europea

El alza del euro fue una de las sorpresas de 2017, un año en el que se apostó con claridad en los inicios por un aumento de los tipos de interés en EE UU que apreciara al dólar. La Bolsa europea subió en 2017 menos que Wall Street, en parte por la apreciación del euro –que restó potencial a las grandes exportadoras europeas– y en parte por la menor presencia de valores tecnológicos.

La apreciación del euro que en principio también se espera para 2018 surge como uno de los riesgos para la revalorización de la Bolsa europea, a la que los gestores dan mayor potencial que a la estadounidense, que mostraría señales de agotamiento tras un intenso rally.

El factor divisa es de hecho un elemento clave para el inversor. El europeo que en 2017 no se cubriera frente a la caída del dólar ha quedado muy lejos de disfrutar de toda la ganancia que arrojó Wall Street.

Normas