El euro se aprecia el 15% en el año y desluce las subidas de las Bolsas en Europa

La divisa europea recupera los 1,20 dólares en la última sesión del año

A comienzos de año estuvo a punto de alcanzar la igualdad con el dólar

El euro se aprecia el 15% en el año y desluce las subidas de las Bolsas en Europa

A principios de año los analistas especulaban con la posibilidad de la igualdad euro- dólar, que no llegó a producirse, pese a que se daban todos los ingredientes. La victoria de Donald Trump y su batería de promesas electorales que anticipaban un nuevo impulso al crecimiento económico y a la inflación, unido al movimiento dispar de los banco centrales hacían prever con apreciación del dólar frente al euro. 

Este movimiento se hizo realidad en los primeros meses de 2017 cuando la divisa europea cayó a los 1,038 dólares, marcando mínimos de 2002. Sin embargo, el fracaso de los populismo sirvieron para alejar las amenazas de una nueva crisis de confianza en la UE. El euro recuperó parte del músculo perdido con la ayuda del discurso de Mario Draghi en Sintra en donde dejó entrever una aceleración de la subida de tipos en la zona euro. Apenas dos meses después, en agosto, el euro marcó sus máximos desde 2015 al sobrepasar los 1,20 billetes verdes, nivel que con pequeñas caídas, ha mantenido estable hasta el cierre de 2017 y sube un 14,8%. Esta fortaleza ha lastrado el comportamiento de las Bolsas europeas en la recta final, coincidiendo con el cierre de las carteras.

Para los inversores estadounidenses en euros, esta subida le ha reportado ganancias significativas. Cosa que no ocurre lo mismo para los inversores europeos en dólares, que al convertir la moneda ven como parte de las ganancias se diluyen por la apreciación del euro frente a la divisa estadounidense. Para evitarlo la clave está en cubrirse de la caída de la divisa estadounidense.

Los analistas esperan que en los próximos meses los inversores pongan en precio la divergencia de política monetaria entre la zona euro y EE UU. Mientras el BCE continuará inyectando liquidez al sistema, la Fed seguirá con el proceso de normalización monetaria. En este contexto los analistas establecen como horquilla para el euro- dólar los 1,1- 1,15 dólares.

Se espera que con la reforma fiscal de la Administración Trump, la economía estadounidense, al final del ciclo expansivo, recupere impulso. Algo que unido a unos datos de inflación más fuertes en EE UU que en la zona euro, debería tener su reflejo en el tipo de cambio.

Normas