Amundi lanza su plataforma de inversión real y alternativa

La rentabilidad estimada anual oscila entreel 3% y el 23%

Amundi lanza su plataforma de inversión real y alternativa

Como respuesta a los clientes que quieren diversificar y descorrelacionar su fuente de ingresos a largo plazo, Amundi ha diseñado una plataforma que agrupa a las líneas de negocio de la gestora francesa de inversión en inmuebles, infraestructuras, capital riesgo, deuda privada y también la inversión en estos activos alternativos vía fondos.

Amundi, gestora tradicional, es líder en Europa por volumen, con 1,4 billones de euros bajo gestión (incluyendo los procedentes de Pioneer ), según datos de IPO al 30 de septiembre de 2017. En España cuentan con 13.000 millones de euros bajo gestión, de acuerdo con la información facilitada por Inverco.

La firma de origen francés apreciaba un apetito del mercado por productos de alto rendimiento. “Los inversores demandaban una fuente de diversificación, acceso a compañías o proyectos no listados, menos dependientes de los activos tradicionales, y con horizontes temporales más largos”, asegura Pedro Antonio Arias, director de activos reales y alternativos de Amundi.

Como respuesta a esta necesidad, la gestora acaba de presentar a los inversores institucionales españoles, aseguradoras y fondos de pensiones esta plataforma en activos reales y alternativos con 200 profesionales expertos. Su forma de actuación se basa en firmar acuerdos con líderes en cada ramo.

Facilita la entrada en inmobiliario, capital riesgo e infraestructuras

Una estrategia que ya ha sumado 43.000 millones de euros bajo gestión.
La rama inmobiliaria cerrará el año con 23.000 millones de euros, 125 profesionales y más de 600 propiedades, con foco en oficinas y galerías comerciales. “El volumen nos permite ver todo lo que pasa en el mercado. No hay transacción inmobiliaria que no nos presenten”, recalca Arias, quien comenta que, de momento, la atención está en Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y España.

Acuerdo con Carrefour

Como ilustración: hace cuatro años compraron 126 galerías comerciales a Carrefour en España. La cadena de hipermercados se quedó con el 40% de la empresa y mantuvo la actividad, mientras que vehículos franceses y norteamericanos cobraban las rentas de los alquileres de estos supermercados.

Después, estos inmuebles salieron a cotizar en París. También son socios de Amundi Auchan (Alcampo), Metro (híper alemán) y con grupos hoteleros. “La proximidad con grandes grupos, el tamaño, nos abre una ventana para negociar que no es la misma que para una boutique”, apunta.

Respecto a las rentabilidades que puede ofrecer el ladrillo, Arias comenta que “los inmuebles más maduros, como las oficinas, rinden el 3%, aunque según el nivel de riesgo puede llegar a obtenerse hasta el 6%”. El tiempo de permanencia es el que requiere un inmueble para venderse; hay inversores que quieren estar 10 años y otros 25, depende de la rentabilidad esperada y del pasivo.

La rama de capital riesgo ha crecido a raíz del negocio de Société Générale y ha recaudado fondos por unos 860 millones de euros para invertir en pymes, principalmente francesas (Luneau, DL Software, Novarc o Armor,) aunque esperan extender sus redes por Europa.

Hemos creado desde cero la parte de infraestructuras, en común con el socio industrial EDF, una empresa centrada en negocios vinculados a la transición y eficiencia energética y vehículos verdes no listados, y con CEA, uno de los líderes franceses en innovación y patentes; apostamos por productos innovadores. En este segmento, hemos levantado fondos por 500 millones”.

Y en deuda privada, cuentan con 5.800 millones de euros en activos: “Damos un paso adelante al fixed income, entramos en deuda sénior y senior leveraged debt y financiación aeroespacial”. Han realizado operaciones para Pirelli, Lactalis, Applus, Dorna, Mivisa o Ista.

Normas