CC OO pide cambiar la ley de cooperativas para frenar el auge de los falsos autónomos

El fraude no solo ocurre en el ámbito de la llamada economía colaborativa

También se da en sectores tradicionales, como el alimentario o la construcción

CC OO pide cambiar la ley de cooperativas para frenar el auge de los falsos autónomos

El sindicato Comisiones Obreras (CC OO) ha alertado este miércoles del aumento de los falsos autónomos e instó al Gobierno a “modificar de manera urgente la ley estatal de cooperativas”. Según CC OO, a través de la “manipulación torticera” de esa legislación, se dan de alta como falsos autónomos trabajadores que tendrían que estar en el régimen general, lo que no solo “precariza las condiciones de trabajo”, sino que “corrompe una figura clave de la economía social como es el cooperativismo”.

El sindicato también ha reclamado a Empleo que retire las licencias administrativas a las cooperativas fraudulentas y que dote de mayores recursos a la Inspección de Trabajo, cuya “falta de efectivos” ha hecho que los controles en este ámbito se desplomen un 67% en 2017.

La salida de la crisis se ha hecho a costa de precarizar el empleo, a través de la temporalidad, pero también con los falsos autónomos”, ha criticado el secretario de Industria de CC OO, Agustín Martín. La responsable de Empleo del sindicato, Lola Santillana, ha denunciado el “trasvase hacia el empleo precario” que se está produciendo, aunque “la EPA no lo refleje por la metodología que usa”. “Según datos del Ministerio, mientras que las afiliaciones a la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta ajena se han estancado, las de los autónomos han crecido un 34% respecto a 2016”, ha explicado Santillana.

Según varios estudios, en España hay actualmente 210.000 falsos autónomos, lo que supone un fraude a la Seguridad Social de 560 millones de euros. Martín ha apuntado que el problema de los falsos autónomos no afecta solo al sector de la mal llamada economía colaborativa –como Deliveroo o Uber–, sino también a otros tradicionales, como el alimentario o la construcción.

Según cálculos de CC OO, uno de los “más sangrantes” es el sector cárnico –el motor de la industria alimentaria y responsable del 2% del PIB–, donde el 10% de los trabajadores (en torno a unos 10.000) son falsos autónomos de cooperativas subcontratadas por las grandes empresas. Cobran un 45% menos que los asalariados “pese a hacer el mismo trabajo: sacrificio, deshueso y despiece”. Martín señala que las dos principales cooperativas falsas del sector son Servicarne y TAIP –con 5.000 y 2.800 empleados respectivamente–, a las que CC OO ya ha denunciado ante la Inspección de Trabajo.

El responsable de Industria de CC OO ha precisado que estas personas cotizan por el régimen de autónomos (RETA) sobre la base mínima de 919,8€, la mitad de lo que cotizarían si estuvieran como asalariados (RGSS), lo que además de proporcionarles "una cobertura social muy limitada, supone un fraude importante para las arcas de la Seguridad Social, además de una competencia desleal para el resto de empresas del sector".

Martín ha apuntado a la generalización de esta práctica en el ámbito de la industria cárnica: “las marcas de calidad, algunas de ellas con anuncios socialmente responsables, esconden mucha precarización”. Muchos de los falsos autónomos son inmigrantes, en su mayoría africanos y personas de Europa del Este, aunque también españoles “cuya única opción para mantener el trabajo es pasarse al régimen de autónomos”, ha indicado.

El responsable de Industria del sindicato también ha precisado que las patronales del sector se han mostrado "receptivas" al problema, aunque al mismo tiempo defiendan la flexibilidad, algo que según CC OO “no puede ser la excusa para que haya falsas cooperativas”. Martín también ha apelado a la responsabilidad social de las grandes empresas: “no puede ser que su beneficio económico sea a costa de precarizar las condiciones laborales de los trabajadores”, ha sostenido.

Normas