falsos autonomos

El Estado pierde 500 millones al año por el fraude de los falsos autónomos

Qué son los falsos autónomos y cómo afectan a la economía

El fraude de los falsos autónomos hace que la Seguridad Social pierda 562.362.150 euros al año, según datos aportados por la unión de autónomos UATAE, tras analizar diversas ediciones de la EPA (Encuesta de Población Activa).

Los falsos autónomos son trabajadores a los que les exigen a darse de alta como tal, pero sus condiciones corresponden en realidad a las de un asalariado del Régimen General. Las empresas consiguen así ahorrarse los costes de la Seguridad Social y es el trabajador el que asume su cotización, pagando la cuota mensual de autónomos.

Según datos de UATAE y la EPA son unos 210.000 falsos autónomos que hay actualmente en España. Los trabajadores que están en esta situación son similares a los Trabajadores Autónomos Dependientes Económicamente (TRADE) , es decir a los que facturan más del 75% a una misma empresa. Sin embargo, están dados de alta como autónomos, y trabajan para una sola empresa. Este fraude ha crecido de manera considerable durante los años de crisis, ya que las empresas buscaban por todos los medios reducir gastos de la empresa. El principal problema es que el estado deja de ingresar más de 500 millones de euros al año que nos beneficiarían a todos.

Derechos de los trabajadores

Además de esta pérdida para el estado, este fraude también menoscaba “los derechos que le corresponden como trabajadores asalariados contratándolos como autónomos”, tal y como subraya María José Landaburu, secretaria general de UATAE, quien califica el hecho como “chollo del mercado laboral” para las empresas, y el principal afectado es el trabajador, al que se eliminan todos sus derechos, como las contingencias comunes, la prestación por desempleo, etc.

La tarifa plana ha sido determinante para que las empresas insten a los trabajadores a que se den de alta como autónomos. De esta manera, en lugar de servir para fomentar el emprendimiento, ha acabado siendo una salida para que las empresas ahorren costes a al ahora de contratar personal.

Normas
Entra en EL PAÍS