Las proyecciones dibujan un 2018 aún mejor para el mercado inmobiliario

El servicer calcula que las casas se encarecerán un 4,7% y las ventas aumentarán el 18%

El INE constata que las transacciones mejoraron un 25,7% en octubre

Las proyecciones dibujan un 2018 aún mejor para el mercado inmobiliario Ampliar foto

Los indicadores de actividad y precios no dejan de avalar las sensaciones que perciben los expertos sobre la marcha del mercado inmobiliario: cada vez se venden más viviendas, en menos tiempo, con financiación todavía muy barata y a precios más elevados.

Así lo certificó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE) al publicar los datos de compraventas correspondientes al mes de octubre pasado, cuando se vendieron 37.228 casas, un 25,7% más que durante idéntico mes del año anterior. Sorprende lo contundente de la cifra, sobre todo teniendo en cuenta que Madrid, que junto con Cataluña y Baleares son mes tras mes los territorios donde se concentra mayor actividad, sigue arrojando cifras récord después de más de tres años en positivo; con un avance en el año de un 50% más de ventas de casas.

Esta aparente aceleración de la actividad en el mercado madrileño explicaría buena parte de ese incremento medio del 25,7%, ya que al concentrar el mayor número de operaciones pondera más en la cifra media. Y, por el contrario, es tentador atribuir el 12,4% de incremento de las ventas registrado en Cataluña, el menor de las 17 comunidades autónomas, a la crisis abierta por el pulso soberanista. Los expertos no se ponen de acuerdo en el impacto que el procés puede estar teniendo en la actividad inmobiliaria catalana.

Solo coinciden en aconsejar que se espere un tiempo prudencial para analizar en detalle cómo ha afectado la crisis política a la compraventa y la inversión en vivienda. En este sentido, recuerdan que Cataluña viene siendo tradicionalmente una de las regiones con mayor número absoluto de transacciones, circunstancia que no ha cambiado sobre lo ocurrido en octubre pasado. En otras regiones, con números absolutos de partida muy inferiores, es lógico que los incrementos relativos sean elevados en cuanto la actividad repunta levemente.

Empleo y crédito

Así, para la mayoría de agentes que operan en el sector, ni siquiera la crisis en Cataluña ensombrece las perspectivas de cara a 2018. Es el caso del servicer Servihabitat, cuyo último informe de coyuntura avala que este año cerrará como el ejercicio en el que se habrá consolidado la recuperación del sector y esperan que 2018 registre “todavía un mayor crecimiento”. En opinión de su consejero delegado, Julián Cabanillas, 2018 será el año en el que el mercado se presentará “saneado en la mayor parte de los territorios, si bien el comportamiento de algunos micromercados no tendrá mucho que ver con lo que ocurra en otras localizaciones”.

En materia de compraventas, Servihabitat Trends (plataforma de investigación y análisis de la compañía) prevé que el año finalice con un crecimiento de casi el 17% –el INE contabiliza hasta octubre un avance anual acumulado del 14,7%– lo que supone rebasar las 472.000 transacciones. Para 2018, el incremento esperado es de otro 18,3%, lo que significaría que se llegarían a alcanzar casi 560.000 casas vendidas.

Los porqués a este buen comportamiento son ya conocidos. Por un lado, el incremento de la demanda solvente, las políticas de mayor concesión de crédito por parte de la banca, el aumento del interés inversor y el avance de la promoción de obra nueva.

Precisamente en el ámbito de la producción de nuevas casas, Servihabitat espera también buenas noticias. Si la estimación para este año es que se cierre con más de 76.800 casas iniciadas, en 2018 este indicador avanzará un 22% adicional, por lo que el próximo ejercicio culminará con más de 93.600 casas iniciadas, todavía muy lejos de los niveles alcanzados en el anterior boom. Esto es lo que garantiza, según Julián Cabanillas, que el crecimiento que se está produciendo en este ciclo sea más saludable y sostenible, “lo que aleja el fantasma de una nueva burbuja”.

“El hecho de que hoy existan mercados donde los precios ya son más elevados que los alcanzados antes de la crisis no quiere decir que estemos ante una burbuja, los precios suben allí fundamentalmente por desajustes entre la oferta y la demanda. No hay tintes especulativos porque la financiación se concede de forma mucho más crítica”, argumenta Cabanillas.

El buen comportamiento de las ventas tendrá su traslado en la absorción del stock, que Servihabitat estima que cerrará 2017 en poco más de 290.300 casas, un 26,3% menos y en 2018 bajará hasta las 243.000.

Claves del sector para 2018

El mercado inmobiliario seguirá creciendo el próximo ejercicio, ya que todos los fundamentales económicos son positivos.

Precios. Servihabitat estima que este año las casas se han revalorizado de media un 4,5%. Como empleo, PIB y crédito seguirán al alza, en 2018 no es descabellado pensar en un incremento de los precios de los pisos de otro 4,7% adicional. Madrid (7,5%), Cataluña (7%) y Baleares (5,6%) serán los territorios donde más se encarezcan.

Alquiler. El arrendamiento seguirá avanzando sobre todo en las grandes urbes como Madrid y Barcelona. La mayor movilidad laboral, el arraigo del alquiler entre los más jóvenes y el impacto del turismo serán algunos de los factores que expliquen su auge.

Comprador extranjero. España continuará siendo el destino preferido de numerosos extranjeros o bien para tener su segunda residencia o bien para adquirir inmuebles como inversión. 2017 cerrará con siete provincias donde se concentra el 87,3% de las adquisiciones realizadas por compradores foráneos no residentes: Alicante, Málaga, Almería, Baleares, Murcia, Las Palmas y Tenerife.

Normas