autónomos jubilación

Acciones preventivas para que un autónomo tenga una buena jubilación

Fomentar el ahorro, incrementar la base de cotización y una buena previsión de gastos, principales medidas para mantener calidad de vida tras la etapa laboral.

¿Eres autónomo pero ves muy lejos aún tu época de jubilación? Nunca es pronto para empezar a plantearse que, de cara a futuro, es interesante realizar algunas gestiones que te permitan llegar al final de la etapa laboral con holgura en el aspecto económico. Expertos como el responsable de Fondos de Inversión y Planes de Pensiones de Deutsche Bank España, Wolfgang Kania, ha realizado una serie de recomendaciones básicas, que han sido publicadas por la Agencia EFE. Son las siguientes.

La primera tiene que ver con hacer una estimación de los gastos fijos que tendrás como autónomo después de jubilarte. Es importante conocer qué obligaciones económicas van a seguir ahí en un momento en que los ingresos probablemente se reduzcan y sean siempre los mismos. Hay que tener en cuenta si tienes gastos de hipoteca, si tienes hijos independizados o no y otros gastos fijos propios de la vida personal del futuro pensionista.

A partir de esta previsión se recomienda aumentar los niveles de cotización. Es una práctica habitual sobre todo en los años previos a la jubilación porque permite que la pensión de la que te puedas beneficiar sea más alta. Te recordamos en este sentido que actualmente la base máxima de cotización que contempla la Seguridad Social asciende a 3.751,2 euros al mes. No hay que llegar a ese extremo si no se gana lo suficiente, pero los expertos recomiendan que no se mantenga la base mínima toda la vida laboral, puesto que la pensión mínima del autónomo ronda en pleno 2017 los 700 euros mensuales.

Si no quieres optar por esta recomendación puede interesarte contratar un servicio privado a través del banco, tipo un plan de pensiones. Este servicio permite ahorrar y tiene ventajas fiscales, ya que desgrava en la declaración de la renta. Pese a las reticencias que inicialmente puede tener elevar la base de cotización, los expertos financieros recomiendan adoptar tanto esta medida como hacerse un plan de pensiones.

Saber ahorrar

Cuando hablamos de ahorro no solo nos referimos a los gastos anuales que tendrás como trabajador por cuenta propia. Desde Deutsche Bank España, invitan a que te crees una cuenta de ahorro o inversión que garantice al usuario una buena rentabilidad. Una de las ventajas de estos servicios es que los ingresos que el contratante realice periódicamente no tienen porqué ser una cuota fija, puede adaptarse en función de la situación económica en que te encuentres en cada momento. Con ello fomentas el ahorro, viendo cómo crece el dinero que no se gasta y sin la necesidad de aportar siempre la misma cuantía.

Como comentábamos al principio, no hay que esperar a peinar canas para pensar en tomar este tipo de decisiones. De hecho, los expertos financieros aconsejan crear una cuenta de ahorro, inversión o plan de pensiones “a partir de los 30 años”.

Normas
Entra en EL PAÍS