La política de tipos de interés cero

Hoy, sin duda alguna, una característica que define el escenario financiero son los tipos de interés en 0, fijados por el Banco Central Europeo. Se trata de una medida fundamental, que condiciona el resto de variables de los mercados financieros. Varias consideraciones respecto a esta medida:

Se supone que se trata de una decisión coyuntural para reactivar la economía europea, pero lo cierto es que ya llevamos varios años con estos tipos de interés, que no esperamos que suban en los próximos meses. Quizás en 2019 es cuando empecemos a ver subidas de tipos, a tenor de las expectativas del mercado. En todo caso, no es esperable volver a un ciclo de crecimiento /tipos de interés como hemos tenido en las últimas décadas. Será difícil ver un Euribor al 5,5% como en 2008.

Hablamos de tipos de interés 0, pero en realidad el tipo de interés que el BCE cobra a los bancos por la liquidez existente (facilidad marginal de depósito) no es 0 sino negativo: -0,4%. Si dejas tu dinero en el BCE, cuando lo saques tendrás menos cantidad.

La consecuencia fundamental de esta política es que es beneficiosa para los agentes endeudados. Los gobiernos, las empresas con deudas y las familias que por ejemplo tienen una hipoteca, pueden comprobar mes a mes como sus pagos para hacer frente a esas deudas son menores, por lo que el ahorro que tienen en esa partida lo pueden destinar a otros gastos. Por el contrario, no hay que olvidar que también hay perjudicados por los tipos de interés a 0 y son los agentes ahorradores, aquellos que tienen un exceso de capital, son aquellos que deberían verse penalizados en este entorno.

Algo de esto ya pueden comprobar los ahorradores. Los depósitos que ofrecen los bancos están en el entorno del 0. Hay una gran parte de los fondos monetarios con rentabilidades negativas este año. Sin embargo, otras tipologías de fondos (renta variable y renta fija) no están notando este escenario adverso, muy al contrario, se están viendo beneficiados por esta política por el momento. Digo expresamente "por el momento", porque si el precio del dinero (tipos de interés) es 0, no deberíamos esperar grandes revalorizaciones en el medio plazo en el resto de activos.

Un último aspecto a mencionar es la falta de incentivos por parte de los agentes endeudados para reducir su endeudamiento. Con España financiándose al 0% a 2 años, ¿qué incentivo hay para bajar su deuda del 100% /PIB (3 veces más de lo que teníamos hace 10 años)?

Miguel Jiménez | Gestor de fondos de inversión en Renta 4 Gestora SGCII

Normas