España debe impulsar con urgencia la inversión en innovación

El conjunto de la UE invierte en este capítulo un 25% más que antes de la crisis económica

premios cinco dias
De izquierda a derecha, Manuel Mirat, consejero delegado de PRISA; Gabriel Moneo, director general de Innovación de Inditex; Julio Gómez-Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda; Fuencisla Cremades, directora general de Google España y Portugal; Ricardo de Querol, director de Cinco Días; Manuel Polanco, vicepresidente y futuro presidente de PRISA; Luis de Guindos, ministro de Economía, Industria de Competitividad; Begoña Elices, directora general de Comunicación y Presidencia de Repsol; Rosa Monge, CEO de BeonChip; Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación; Alberto Doblaré, director general de BeonChip; Juan Gandarias, director territorial de Madrid de CaixaBank. En primer plano, Juan Gómez Pintado, presidente de Vía Célere; Elena García-Lechuz, dircom de Libelium; Cristina Amoribieta, directora financiera y de RR HH de Libelium.

Los premios a la innovación empresarial de CincoDías celebraron ayer su décima edición con la entrega de los galardones a Inditex, Libelium, BEOnChip y Vía Célere. La compañía fundada por Amancio Ortega ha recibido un galardón especial como reconocimiento a su amplia y exitosa trayectoria como empresa innovadora. Mientras Libelium ha sido premiada en el apartado de nuevas tecnologías, Vía Célere lo ha sido en responsabilidad social corporativa y BEOnChip como empresa ligada a la universidad, la multinacional gallega constituye el paradigma de la I+D+i aplicada de forma continuada a lo largo de los años y con extraordinarios resultados. Inditex no solo ha creado un modelo de negocio que ha revolucionado el mercado y se estudia en universidades y posgrados, sino que se ha sumergido de lleno en el mundo digital a través de una potente estrategia de liderazgo en tiendas inteligentes, pagos móviles y venta online.

Tanto el grupo multinacional que preside Pablo Isla como las otras tres empresas premiadas constituyen no solo un ejemplo, sino también un modelo en el ámbito de la innovación en España, donde la I+D continúa siendo una asignatura pendiente. Los últimos datos apuntan a que la economía española está todavía lejos de Europa en este ámbito –pese a haberse recuperado ligeramente en 2016– y a que esa distancia no tiene visos, de momento, de disminuir. El conjunto de la UE invierte un 25% más en I+D que antes de la crisis, mientras que España lo hace un 10% menos, como parte del club de los cuatro países europeos que no ha recuperado la inversión desde 2008.

El problema es todavía mayor en el caso de la innovación empresarial, cuyo esfuerzo es en general la mitad de la media europea, excepto en el caso de las pymes, sorprendentemente bien paradas en esa comparación. Todo ello hace urgente apostar por el aumento de la inversión en I+D+i como uno de los objetivos económicos prioritarios para España. Los premios entregados ayer quieren ser un recordatorio de la importancia de innovar en un mundo globalizado y en cambio constante.

Normas