IAG eleva sus previsiones de ebitda e inversiones hasta 2022

El holding de aerolíneas mantiene el 15% de objetivo en el retorno del capital

El incremento medio de capacidad entre sus aerolíneas será del 5% anual, frente al 3% anterior

Mejora de previsiones
El consejero delegado de IAG, Willie Walsh.

IAG vuela con sus previsiones para el quinquenio 2018-2022 sobre las estimaciones hasta ahora vigentes, las que servían de guía para el periodo 2016-2020. El holding de aerolíneas, que agrupa a Britihs Airways, Iberia, Vueling, Level y Aer Lingus, sigue fijándose unas metas del 15% de retorno sobre el capital invertido y del 12% al 15% de margen de beneficio operativo, y lo hace elevando las inversiones previstas y el flujo libre de caja para el accionista. Seguirá constante, por su parte, el incremento medio del 12% por ejercicio en el beneficio por acción.

La compañía que dirige Willie Walsh se ha dirigido esta mañana a inversores y analistas elevando los citados listones, así como la capacidad ofrecida por sus compañías aéreas. El ebitdar (resultado bruto de explotación incluido los costes por arrendamientos) anual debe escalar hasta un promedio de 6.500 millones de euros, en comparación con los 5.300 millones que se marcó como objetivo para el periodo 2016-2020.

Las inversiones también evolucionarán al alza, con una previsión de 2.100 millones al año frente a los 1.700 millones en que se había fijado anteriormente el techo. Y si la anterior previsión hablaba de un flujo libre de caja para el accionista de 1.500 a 2.500 millones, la nueva estimación del equity free-cash flow apuesta por la parte alta de esa horquilla, con 2.500 millones anuales hasta 2022.

IAG 7,73 0,23%

La firma también ha anticipado un aumento del 5% en la capacidad ofrecida al mercado (medida en asientos por kilómetro operado), especialmente por la aportación de la nueva Level, frente al 3% que preveía crecer anteriormente. IAG está inmersa en batallas comerciales en todos los frentes: se ha subido a la tendencia de los vuelos de larga distancia y bajo coste con el estreno de la citada Level; busca consolidar el control en el Atlántico frente a Air France, Lufthansa y las aerolíneas americanas, y participa en el pulso por el negocio punto a punto europeo soportando la fuerte presión de Ryanair y Easyjet.

Tanto British como Iberia han sacado a relucir los resultados y objetivos de sus planes de reestructuración. La británica obtendrá ya beneficios, derivados de los ajustes implementados el año pasado, por 90 millones de libras en 2017, cifra que se alzará a los 250 millones de libras en 2020. Y la española, que ha conseguido rebajar el coste por asiento y kilómetro operado un 13,4% desde 2013, hasta los 5,3 céntimos de euro, busca la generación de 400 millones extra de ebit a través de la segunda fase del Plan de Futuro.

Ambas esperan tener operativo en 2018 el acuerdo de negocio compartido con Latam, lo que ofrecerá una posición más competitiva a IAG en el Atlántico Sur.

Mientras British evoluciona a velocidad de crucero, con un margen operativo del 15% (igualando el objetivo para el periodo 2018-2022) y un retorno del 16% (15% de objetivo), Iberia se acerca a los ratios exigidos por la matriz: su margen es del 10,6% (objetivo del 10% al 14%) y el retorno alcanza un 13,5% (meta en el 15%), aunque incluyendo las operaciones de la low cost Level.

Normas