pymes creatividad

Volver a ser niño para que tu pyme despunte en innovación

Incentivar la creatividad que teníamos de niño fomentará la innovación en la pyme. Y, en consecuencia, se generarán ventajas competitivas en su mercado de actuación.

La creatividad está ligada a la capacidad de innovación en una pequeña y mediana empresa. Una característica tremendamente valorada, pues marca diferencias competitivas dentro de un mismo mercado. Despertar la creatividad que tenías de niño es una competencia necesaria para la gestión de problemas empresariales, de comunicación y gestión de crisis.

Así lo considera Rodrigo Ron, co fundador de ElChupete. Un foro de comunicación que reúne a expertos de la comunicación, creativos, educación y tecnologías. Con él analizamos cómo despertar esa creatividad que teníamos de niño, qué efectos tiene sobre la pyme y cómo podemos fomentar la creatividad en la pequeña y mediana empresa.

¿Cómo despertar la creatividad que tenías de niño?

Tratando de volver a hacer lo que hacías cuando eras niño, cuando eras niño no pensabas en el “qué dirán”, no voy a hacer o decir tal cosa porque van a pensar o decir. Olvidarnos de todo eso es lo primero. Pensemos que por ejemplo en una empresa a la hora de proponer ideas o en un braimstorming creativo todo cuenta, todo vale. Hay que dejar de lado el qué dirán o ese tipo de condicionamientos. Ser espontaneo, tremendamente curioso como cuando eres niño, esa curiosidad está presente porque estas conociendo todo.

El error habitual es que cuando te vas haciendo mayor crees que lo conoces todo y eso no es real, conoces mucho más que cuando eres niño, pero te queda mucho por conocer, seguir teniendo esa inquietud es fundamental. Ser observador, curioso, estar despierto ante la realidad, ser un poco inconformista en el sentido de hacer algo distinto y mejorar lo que ya existe.

Un poco de osadía y locura para pensar las cosas diferentes, pero siempre con el objetivo de resolver un problema, creatividad sin resolver problemas no es creatividad. Y divertirse, los niños buscan divertirse, Einstein decía que “la creatividad es la inteligencia divirtiéndose”. Y esto implica al mismo tiempo tenacidad y esfuerzo. Es mentira que la creatividad llega sin tenacidad y esfuerzo, el” otra vez” de los niños, que repiten sin cesar, tiene que ver con eso. Y el propio Walt Disney decía “la diferencia entre ganar y perder consiste en no tirar la toalla”.

¿Qué tipo de actividades se pueden organizar en la pyme para crear un ambiente laboral que fomente la creatividad?

Para fomentar la creatividad es importante salir del entorno profesional al que te dedicas, hacer actividades que no tenga que ver con ese mundo. Fomentar el poder tener a profesionales de distintas áreas viniendo a hablar puntualmente a la PYME. Generar espacios de braimstorming en el que compartir ideas de distintos departamentos

Poder hacer puntualmente experimentos de cambiar roles en la empresa. Y algo que me parece super atractivo es poder puntualmente dar entrada a los niños, poder tener un día en ese braimstorming o en ese focus que ellos den la visión de cómo ven el trabajo de esa empresa.

¿Cómo podemos medir el retorno o valor de algo abstracto como la creatividad?

Lo maravilloso del entorno creativo es que no se puede medir. Cuando tratamos de medir absolutamente todo lo que nos arroja son resultados que normalmente dista de la realidad.

Pongo un ejemplo, cuando Picasso era un pintor reconocido y pintaba en su época azul y rosa, si hubiéramos hecho una encuesta entre la gente que le gustaba el arte en aquel momento sobre si tenía que seguir pintando con el mismo estilo que tenía, o debía cambiar al cubismo, hubiera dado como resultado, probablemente, que debía seguir pintando como lo hacía y no cambiar al cubismo.

Y, sin embargo, a Picasso hoy se le reconoce fundamentalmente por el cubismo, algo disruptivo, algo que en aquel momento nadie esperaba que hiciera aquel artista, y eso es la creatividad. Por eso es difícil de medir. En los tiempos en los que estamos en que cada vez se miden más los impactos y tenemos más herramientas digitales para medir todo, el hueco de la creatividad es ese ingrediente mágico, ese ingrediente secreto de la Coca-Cola que hace que de repente esa campaña, ese producto, ese disco tenga éxito, pero no se puede medir.

¿Cómo podemos ejercitar la creatividad?

Está ligado con la primera pregunta. Es quitarse las ataduras, esos condicionamientos, ser muy curioso, proponerse hacer cosas nuevas si no todos los días al menos todas las semanas, viajar, conocer nuevas culturas. La creatividad viene de la mano en la medida en que tu mente es más abierta y en la medida en que conoces tanto distintas gentes como culturas eres más propicio a ejercitar esa creatividad.

Normas
Entra en EL PAÍS