La crisis política de Cataluña, una amenaza para el MWC de Barcelona

La GSMA, organizadora del evento, "monitoriza la situación"

Operadoras y organizaciones siguen trabajando en su presencia en la cita

independencia cataluña
Autoridades en la inauguración del pasado MWC de Barcelona.

En los últimos días, en el sector de las telecos se ha empezado a especular sobre el posible impacto que la actual crisis política que vive Cataluña puede tener sobre el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, cuya próxima edición se celebrará entre el 26 de febrero y el 1 de octubre de 2018. Para la ciudad condal es el mayor congreso anual. En la edición de 2017 acudieron 108.000 congresistas, procedentes de 208 países. Además, participaron en el evento más de 2.300 compañías.

En estas circunstancias, los responsables de la GSMA, la patronal de las telecos que organiza el MWC, están muy pendientes de la evolución de los acontecimientos. Y es que un agravamiento de la situación política podría retraer a muchos interesados en acudir a la cita de Barcelona. En la GSMA han saltado las alarmas tras la huelga general de la pasada semana, y ante los posibles nuevos paros que las entidades separatistas puedan convocar en los próximos días.

Además, estas alarmas han venido motivadas, igualmente, por la salida de un gran número de compañías de Cataluña, incluido del sector tecnológico, que han decidido llevar sus sedes sociales y fiscales a otros lugares de España.

En estas circunstancias, la GSMA ha emitido este viernes un comunicado en el reitera que la edición 2018 del MWC se celebrará en Barcelona del 26 de febrero al 1 de marzo de 2018. La organización añade, no obstante, que continuará monitorizando la situación en España y Cataluña y evaluando cualquier impacto potencial para la Mobile World Capital y el MWC.

El MWC de Barcelona es el mayor evento del sector en todo el mundo, si bien empieza a tener competencia de otras citas parecidas, organizadas incluso por la propia GSMA. Entre ellos destaca el MWC Américas, celebrado en Los Ángeles a mediados del pasado mes de mayo.

Actualmente, el contrato de la GSMA mantiene un compromiso para la celebración del MWC en Barcelona hasta el año 2023. Una de las cuestiones centrales es que la GSMA ha dejado claro siempre que el evento tiene que celebrarse en lugares de absoluta estabilidad política y económica.

También los patrocinadores están muy pendientes de la evolución de los acontecimientos. Entre los principales sponsors del evento tecnológico barcelonés figuran Citigroup, Huawei, EY, PwC, NEC, Visa y ZTE, entre otros grupos.

De momento, las organizaciones y empresas con presencia en el Mobile World Congress (MWC) siguen trabajando con el objetivo de acudir a la cita barcelonesa.

La pasada semana, Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, afirmó que no hay ningún indicio de que la próxima edición del MWC pudiera verse afectada. Además, explicó que su compañía está trabajando para preparar su presencia en el evento, asegurando que la compañía tendrá una presencia reforzada.

En la misma línea, el director general de Red.es, José Manuel Leceta, dijo este miércoles que la entidad trabaja “con absoluta normalidad” de cara a la próxima edición del MWC, a pesar de la situación política que se vive en Cataluña. El responsable recordó que el MWC es un evento muy importante para el sector tecnológico, destacando que España tiene “la fortuna” de acoger el evento. Además, recordó que el pabellón de España supone una oportunidad para las pymes que no tienen stand propio para estar en la feria. El responsable indicó que este año participarán en el Pabellón de España un total de 50 empresas.

En cualquier caso, el sector confía en que la situación política se normalice. De no ser así, nadie se aventura en hacer pronósticos. 

Normas