ibex 35
EFE

Deustche Bank da por zanjado el riesgo político y sobrepondera la Bolsa española

Cree que el Ibex superará al resto de Bolsa europeas en los próximos meses

Apuesta por Santander y CaixaBank, pese a una visión de infraponderar banca europea

La sacudida bursátil que ha sufrido la Bolsa española a causa del desafío independentista catalán y la crisis institucional abierta con el Gobierno de Mariano Rajoy es ya vista como una oportunidad para volver a comprar. Deutsche Bank ha decidido sobreponderar la Bolsa española, a la que tenía en infraponderar, después de que se haya disipado el temor a una inmediata declaración de independencia en Cataluña.

El ánimo de los inversores comenzó a cambiar ayer, cuando reaccionaron al discurso pronunciado en la tarde del martes por el presidente de la Generalitat Carles Puigdemont en el Parlament en el que proclamó la independencia para a continuación dejarla en suspenso, apelando a la búsqueda de diálogo con el Estado. Su renuncia a una declaración de independencia unilateral de forma clara e inmediata fue un alivio para los inversores, a pesar de que la incertidumbre ni mucho menos se haya rebajado.

Puigdemont deberá responder al ultimátum lanzado ayer por Rajoy, por el que primero deberá aclarar si la declaración de independencia es tal y, en caso de reafirmarse, dar marcha atrás en el propósito. De lo contrario, La firme voluntad del Ejecutivo es la aplicación del artículo 155 de la Constitución, por el que se suspendería la autonomía en Cataluña.

La tensión política está servida pero en un escenario en el que la incertidumbre promete prolongarse, Deutsche Bank ha optado por reforzar posiciones en Bolsa española. El banco prevé que el mercado español se comporte mejor que el europeo en los próximos meses y le da un potencial de subida del 7%, de acuerdo con una nota difundida por ReutersY a pesar de que tiene una visión de infraponderar los bancos europeos, Santander y CaixaBank se mantienen como apuestas predilectas, incluso a pesar de la inquietud que rodea al grupo catalán, que acaba de anunciar su traslado de sede a Valencia.

Además, Deutsche reduce su posición de sobreponderar la Bolsa alemana después de su reciente subida. De hecho, el Dax ha sido el destino predilecto de los inversores para resguardarse de las dudas que ha venido suscitando Cataluña.

Precisamente a causa de la inestabilidad política que ha creado el desafío independentista catalán, y que ha provocado la inestabilidad económica del conjunto del país con el retraso en la aprobación de los presupuestos del Estado de 2018, el Ibex se ha comportado un 9% peor que la Bolsa italiana en los últimos tres meses, en lo que es su mayor retroceso frente al país vecino desde 2012, en plena tormenta de la crisis bancaria y de deuda. Deutsche Bank apunta que el riesgo político, días atrás centrado en España por Cataluña, podría trasladarse a Italia de cara a las elecciones generales del primer trimestre del año próximo.

Normas
Entra en EL PAÍS