El Gobierno facilita por decreto que CaixaBank saque su sede de Cataluña

Evita que las juntas tengan que aprobar el traslado aunque lo fijen sus estatutos vigentes

Guindos asevera que la simplificación del proceso ha sido solicitado por empresas

independencia cataluña
El ministro de Economía, Luis de Guindos.

En medio de la fuga de empresas de Cataluña, que han comenzado a cambiar de comunidad autónoma su sede ante la inseguridad jurídica que provoca la pretensión de la Generalitat de realizar una declaración uniltareral de independencia, el Gobierno ha aprobado un decreto este viernes que facilita el traslado de domicilio de las compañías.

Como ya avanzó este diario, el Ejecutivo ha optado por simplificar aún más el proceso después de haberlo facilitado ya en 2015. Si entonces permitió que los gestores de las empresas puedan aprobar inmediatamente el cambio de sede sin consultar a los propietarios, salvo que los estatutos de la empresa contemplen lo contrario, este viernes se ha eliminado esta última salvedad.

En concreto, se da el poder de decisión a los consejos de administración de todas las empresas, digan lo que digan los estatutos empresariales vigentes, aunque se permitirá que luego las juntas de accionistas puedan especificar que es necesario su visto bueno.

“Como ocurrió en 2015 esta petición se ha realizado por parte de una serie de instancias empresariales”, ha destacado el ministro de Economía, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejod e Ministros que aprobó la medida.

El caso más inmediato en el que tendrá efecto es en el de CaixaBank, cuyos estatutos marcan que un cambio de domicilio debe ser aprobado por la junta de accionistas. Con el decreto del Ejecutivo, sin embargo, la entidad podrá decidir en su consejo de hoy trasladar la sede fuera de Cataluña, previsiblemente a Baleares, siguiendo los pasos que ya diera ayer Banco Sabadell, que muda su sede a Alicante.

En todo caso, Guindos ha aclarado que el decreto se publicará mañana en el Boletín Oficial del Estado mañana, que será cuando entre en vigor la medida, lo que podría retrasar una decisión firme de CaixaBank.

“La política irresponsable del gobierno de la Generalitat genera alarma e incertidumbre, lo peor que puede pasar en el mundo empresarial. En 2015 ya nos pidieron una modificación, que el cambio de sede social se pudiera hacer por decisión del consejo, y no la junta. Lo que hemos hecho aquí es clarificar las condiciones para que se produzca”, ha defendido Guindos.

En los últimos días, han sido varias compañías las que ha decidido salir de Cataluña, como es el caso de Oryzon, y la lista de quienes toman la misma medida, o estudian hacerlo, parece crecer por minutos.

“Es muy triste que estemos viendo la salida de empresas importantísimas de Cataluña en el sentido de modificar su domicilio. Esto no es culpa de las empresas. Es culpa de una política irresponsable que genera incertidumbre e, inquietud”, ha valorado el ministro de Economía.

"Es un decreto corto y breve. La decisión sigue siendo de la empresa. Ya en vez de ser de la junta es del consejo de administración, pero es el órgano empresarial, ha expuesto. “Estamos dando la competencia para decidir dónde se ubica el domicilio de una entidad al consejo de administración”, ha explicado el ministro, matizando que “evidentemente, si posteriormente la junta quisiera modificar este estatuto lo podría hacer”.

Quejas de Adicae

Por su parte, la asociación de usuarios Adicae sostuvo que el “decreto Caixa”, como lo denominó, “constituye un atropello a los derechos de los accionistas de las sociedades cotizadas” puesto que les resta poder de decisión.

La organización advirtió que la medida “contraviene las tenencias europeas” por lo que la denunciará ante las autoridades comunitarias y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

Normas