Goldman Sachs advierte del riesgo de retirada de depósitos en la banca catalana

Reconoce que el riesgo político se ha elevado más de lo que esperaban

Rebaja el precio objetivo de los bancos españoles, en un 17% para CaixaBank

banca cataluña
Sede de CaixaBank en Barcelona EFE

Los dos grandes bancos catalanes, CaixaBank y Sabadell, ya se han puesto manos a la obra para trasladar su sede fuera de Cataluña ante la deriva soberanista que amenaza con una declaración unilateral de independencia en los próximos días. Sabadell ya ha aprobado su mudanza a Alicante y CaixaBank decidirá hoy su mudanza a baleares. Pero por si había alguna duda de la fuerte inestabilidad que el desafío independentista está creando en la banca catalana, Goldman Sachs advierte hoy en un informe del riesgo potencial de una retirada de depósitos en estas entidades.

El banco estadounidense afirma que a principios de septiembre ya anticipaba una escalda de tensión política pero reconoce que el nivel de incertidumbre "se ha elevado más allá de nuestras expectativas iniciales". Y prevé una fuerte volatilidad en los precios de los bancos, a pesar de que el anuncio de ayer de cambios de sede fuera de Cataluña haya en principio calmado los ánimos. Para Goldman Sachs, la jornada del próximo lunes, en la que la CUP ha asegurado se proclamará la independencia, está plagada de incertidumbres, incluso a pesar de que el Tribunal Constitucional haya declarado ilegal el pleno previsto del Parlament catalán.

En este contexto, el banco aprecia dos riesgos para el conjunto de los bancos españoles, en especial para los más expuestos a Cataluña. Por un lado, una potencial retirada de depósitos de los bancos catalanes, sin olvidar que sus actuales posiciones de liquidez son amplias y que la líneas de liquidez del BCE están disponibles para el conjunto de los bancos españoles. Por otro lado, muestra su inquietud por el crecimiento del crédito y la evolución de su calidad en un contexto de creciente riesgo político. Como nota positiva, señala que no prevé riesgo de contagio al resto del sector bancario de la zona euro. 

La postura de Goldman Sachs es la de "esperar y ver", si bien ya ha decidido elevar el coste de capital para los bancos españoles entre 40 y 200 puntos básicos, en función de su exposición a Cataluña. La entidad más expuesta es CaixaBank, que tiene en esta autonomía el 23% de sus depósitos, seguida de Sabadell, con el 22%. BBVA tiene en Cataluña el 14% de su base de depósitos, Bankinter, el 10%, Bankia el 8% y Santander junto a Popular, el 5%, según las estimaciones del banco estadounidense. 

Goldman Sachs también ha recortado el precio objetivo de los bancos españoles una media del 10%, con un recorte del 17% para CaixaBank, que pasa de 4,95 a 4,12 euros por acción. La valoración de BBVA se reduce de 7,87 a 7,03 euros y la de Santander, de 6,4 a 6,17 euros, en la rebaja más reducida. El banco se mantiene neutral en su posición sobre los bancos españoles, "a la espera de acontecimientos en los próximos días" 

Normas