jubilación autónomos

Calcular la jubilación en autónomos y consejos para mejorarla

Edad, tiempo y bases de cotización son los principales elementos a tener en cuenta

Los autónomos tienen derecho a la pensión por parte del Estado al finalizar su actividad laboral. Calcular esta cifra no es algo sencillo, pues para ello hay que tener en cuenta las variables que conformarán el valor final. Sin embargo, y según informan desde la plataforma de créditos rápidos Credy, tras la aparición del nuevo sistema de cálculo de pensiones para estos profesionales es posible detectar las principales variables, las cuales ayudan al autónomo a calcular un computo veraz y real de la cuantía final de la pensión.

La principal de ellas es la edad de jubilación. Los autónomos con una carrera laboral de 38 años y seis meses, podrán jubilarse a los 65 años. Sin embargo, esta edad irá en aumento en los próximos años, al igual que ocurre en el régimen general. Es decir, el resto de autónomos irán jubilándose progresivamente con una edad mayor, hasta llegar a los 67 años, que será la edad mínima en el año 2027.

Otro factor determinante es el periodo de cotización, que con la nueva normativa se amplia de los 15 hasta los 25 años. Este plazo mínimo se irá añadiendo de forma progresiva, siendo en 2017 de 240 meses, o lo que es lo mismo: 20 años.

En tercer y último lugar hay que tener en cuenta las bases de cotización. Actualmente estas son de 919,80 euros al mes, como mínimo, y de 3751,2 como máximo. En función de los años trabajados y las cantidades cotizadas se obtendrá un resultado final u otro. Como es lógico, cuando más años se trabaje y más se cotice a la Seguridad Social, mayor será la pensión pública de jubilación.

La vulnerabilidad del autónomo en su jubilación

Desde Credy ponen de manifiesto el carácter vulnerable de la actividad autónoma. Esta susceptibilidad puede identificarse, a su juicio, en diferentes características que dibujan el perfil del autónomo frente al cálculo de su pensión. Así, el autónomo goza de una relativa libertad para la elección de la base de cotización, se caracterizan por realizar periodos de cotización muy irregulares dependiendo del desarrollo y estado de su actividad laboral y presentan limitaciones para aumentar la base de cotización, pues a partir de los 45 años se establecen ciertas medidas restrictivas.

Una vez sabidas estas consideraciones, estos expertos aconsejan llevar a cabo ciertas acciones para poder aumentar de forma considerable el valor adquisitivo y económico de la pensión y la salud económica de las personas autónomas.Son principalmente dos:

  • La primera de estas recomendaciones tiene que ver con minimizar la cotización mínima, sobre todo dentro del periodo que comprenden los años para calcular la base reguladora.
  • Asimismo, también aconsejan optar por modalidades de ahorro privados, como los planes de pensiones que refuercen el poder adquisitivo y respalden una pensión de jubilación de autónomos no muy alta.
Normas
Entra en EL PAÍS