empleo autónomos

España pierde 8.000 autónomos sólo en julio

El dato supone un aumento de casi el 100% con respecto a la pérdida que se registró el pasado julio

Durante el pasado mes, el colectivo que integran los trabajadores autónomos se redujo en 8.506 personas. Este retroceso, del 0,3% en el cómputo global, supone un aumento de casi el 100% con respecto a la pérdida que se registró el pasado año, puesto que en julio de 2016 se perdieron 4.351 autónomos.

Este descenso es motivado por los sectores que más bajas causan en estos meses, como es el educativo. Así, julio y agosto son meses en los que se registran pocas nuevas altas de autónomos y donde sí hay sectores con importantes bajas temporales.

A juicio de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), a pesar de esto, en los siete meses de 2017, el colectivo suma 35.695 nuevos autónomos, y frente al crecimiento de los cotizantes a la Seguridad Social de 3,6%, el empleo generado por el colectivo lo hace a un ritmo del 6,6%. Este comportamiento lleva a pensar a esta organización “que los autónomos nos hemos convertido en los verdaderos protagonistas de la generación de empleo”.

De igual modo, desde ATA subrayan que, en términos interanuales, se mantiene el buen ritmo de creación de empleo. Así, el ritmo de creación de empleo es del 3,6%, cifra superior en más de medio punto al ritmo de crecimiento económico. Por su parte, el empleo generado por los autónomos crece a un ritmo del 6,6%.

En contraposición con los autónomos, durante el mes de julio el número total de parados registrados en las Oficinas Públicas de Empleo descendió en 26.877 desempleados respecto al mes anterior y el número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 56.222 personas. A pesar de ello a pesar de que las cifras son menos halagüeñas en términos interanuales, suponen hablar de una recuperación del indicador: 644.337 empleos en el último año y 347.137 parados menos.

Normas
Entra en EL PAÍS