Turistas en Barcelona
Turistas en Barcelona EFE

¿Gastan los turistas menos cuando se alojan en hoteles que en apartamentos?

El gasto individual es un 44% mayor si la persona se aloja en un piso turístico, según HomeAway

El último estudio publicado por HomeAway junto con la Universidad de Salamanca confirma que el avance de la vivienda turística en España es imparable. En los dos últimos años este tipo de alojamiento, gestionado por empresas como AirBnb, Homeaway, Bemate o Wimdu, se ha utilizado 22 millones de veces, lo que en términos comparativos supone 4,5 millones más de lo que recogía el informe que se publicó en 2015. De hecho, los viajeros se han decantado por viviendas de uso turístico como alternativa a los hoteles en un 32,5% de sus viajes, un 5% más que en 2015, según confirman las más de 16.000 encuestas que respaldan el estudio. 

El perfil de los usuarios de vivienda turística es diferente al de aquellos que prefieren alojarse en hoteles. El estudio de HomeAway muestra cómo los primeros son más jóvenes, tienen menores rentas y menor nivel de estudios, mientras que los que se decantan por hoteles tienen en general más edad e ingresos. Sin embargo, se puede observar que gran parte de los usuarios de vivienda turística también se alojaron en hoteles durante sus vacaciones, ya que “mayoritariamente se piensa en viviendas turísticas y hoteles como alojamientos complementarios que cubren necesidades diferentes”. Esto implica que los perfiles no están extremadamente segmentados y que los criterios que se utilizan a la hora de elegir alojamiento no son diferentes. Estos son principalmente el precio y la ubicación, aunque hay que destacar que los usuarios de vivienda turística son más flexibles al considerar la ubicación del alojamiento.

Con respecto al impacto económico que generan los turistas, el informe apunta el gasto durante la estancia es mayor cuando el alojamiento es en vivienda turística que cuando este tiene lugar en un hotel, algo que supondría “cierto potencial de arrastre de la economía de la zona en la que estas se localizan”. Desde HomeAway destacan que los propietarios de estas viviendas gestionan ingresos y gastos en las zonas en las que se ubican las mismas, lo que aumenta su vínculo con el barrio. Un argumento que choca con las críticas que recibe este tipo de alojamiento en determinadas zonas de grandes ciudades como Barcelona o Madrid donde los vecinos se quejan de las molestias que según ellos supone vivir en edificios en los que se alquilan apartamentos a turistas, y la subida de los precios de los alquileres que se está registrando en puntos como La Barceloneta.

Según los datos de HomeAway y la Universidad de Salamanca, la actividad de este sector ha generado un impacto económico de alrededor de 14.000 millones de euros por residentes en España en los últimos dos años, lo que implica un crecimiento de alrededor del 25% con respecto al informe de 2015, cuantía a la que habría que sumar el efecto generado por los visitantes extranjeros. En cuanto al gasto individual, el usuario de vivienda turística gasta de media 477 euros durante su estancia, mientras que el del hotel gasta 331 euros. 

Relación de Homeaway con Hacienda

La plataforma de alquiler de apartamentos turísticos se ha mostrado dispuesta a dialogar con Hacienda para determinar cómo podría colaborar con el fisco y cómo luchar contra el fraude fiscal y la lucha contra la economía sumergida. Su director de comunicación, Joseba Cortázar, ha mostrado sus dudas sobre las competencias del Estado para solicitar los datos personales de los usuarios y propietarios de la plataforma de alquiler vacacional, aludiendo a las normativas europeas en materia de protección de datos.

Normas
Entra en EL PAÍS