Brexit
Mesa redonda. De izqda. a dcha.: H. Altozano, socio de Bird & Bird; M. Rodríguez Inciarte, vicepresidente Banco Santander; J. García-Legaz, presidente de CESCE; A. Vázquez, presidente de IAG; J.C. Francisco, presidente de CEOE Tenerfie y de CORPORACIÓN5

Brexit: expertos del mundo del derecho, la economía y la empresa auguran una negociación difícil

En menos de dos años deberán resolver todas las incógnitas que plantea la salida de Reino Unido

Mientras unos creen que la economía británica no saldrá perjudicada, otros opinan que se deteriorarán las relaciones comerciales

Casi un año después de la celebración del referéndum en Reino Unido en la que, aunque por una ajustada diferencia, los ciudadanos británicos apoyaron su salida de la Unión Europea las negociaciones sobre cómo se hará y cómo serán las relaciones tras la separación no han avanzado apenas. Quizá el resultado de las elecciones británicas despeje algunas dudas sobre cuál va a ser su posición y si finalmente optarán por defender un Brexit duro o blando. En cualquier caso, el interés del mercado y las empresas ante lo que pueda suceder es patente. Y es por ello, que la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y el despacho Bird & Bird reunieron este martes en el auditorio Rafal del Pino a prestigiosos ponentes que tanto desde una perspectiva jurídica como empresarial han presentado sus previsiones sobre los posibles escenarios que pueden darse una vez que el Reino Unido salga definitivamente de la Unión Europea.

Lourdes Ayala, socia de Bird & Bird
Lourdes Ayala, socia de Bird & Bird

En su presentación, Rafael Miranda, presidente de la apd y Lourdes Ayala, socia de Bird & Bird hicieron un repaso por las principales incógnitas que plantea el Brexit entre las que destacaron las relaciones comerciales, la libre circulación de personas, la propiedad industrial o el tratamiento fiscal.

Raúl Bartolomé, director gabinete del secretario de Estado para la UE del Ministerio de Asuntos Exteriores
Raúl Bartolomé, director gabinete del secretario de Estado para la UE del Ministerio de Asuntos Exteriores

Para comenzar, Raúl Bartolomé, director del gabinete del secretario de Estado para la UE del Ministerio de Asuntos Exteriores, explicó claramente las fases de esta negociación. Según el calendario establecido por la Comisión negociadora para el Brexit dirigida por Michel Barnier, el próximo 19 de junio debería comenzar la primera fase en la que ambas partes deben acordar aspectos tan esenciales como son los arreglos financieros y los derechos de los ciudadanos tras la separación del Reino Unido. Está previsto que esta primera fase concluya en otoño de 2018 y se comience la segunda etapa de la negociación relativa al futuro marco de las relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea. En total, toda la negociación debería finalizar en un plazo de dos años que concluye el 23 de marzo de 2019, solo prorrogable por unanimidad de todos los países implicados. Tal y como afirmó Bartolomé "deshacer lo hecho en un margen de tiempo tan estrecho es muy complicado". Pero señaló que es importante "aprovechar la oportunidad que da el Brexit para que los países que creen en la Unión Europea profundicen en una mayor integración".

Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), advirtió durante su intervención de la gran incertidumbre que existe sobre las consecuencias del Brexit, un hecho que no cuenta con ningún precedente histórico. En este sentido, augura unas negociaciones difíciles marcadas por la obstinación de Reino Unido y la rigidez del calendario de solo dos años. En cuanto al impacto en la economía española, cree que será mayor que para las de otros países de la Unión, ya que está muy vinculada con el Reino Unido y en consecuencia considera que España debe estar muy cerca de la comisión de negociación del Brexit.

David Kerr, CEO de Bird & Bird
David Kerr, CEO de Bird & Bird

"La economía del Reino Unido no saldrá perjudicada"

La siguiente ponencia de la jornada corrió a cargo de David Kerr, CEO del despacho británico Bird & Bird, que aportó sin duda un enfoque muy novedoso sobre el futuro del Reino Unido tras el Brexit. En contra de los pronósticos expuestos en las intervenciones anteriores, Kerr no cree que la economía de Reino Unido vaya a salir perjudicada por el acuerdo de ruptura con la Unión Europea. En su opinión, la interconexión de las economías de los países de la Unión Europea y de Reino Unido es muy importante y no va a deteriorarse. De hecho, sostuvo que a pesar del Brexit "todos los ciudadanos y empresas de cualquier parte del mundo serán bienvenidos en Reino Unido y que, en cualquier caso, los negocios seguirán necesitando ciudadanos europeos". Además, destacó que los británicos creen firmemente en el mercado libre y que no descarta que "Reino Unido pueda convertirse en el Singapur europeo basado en el libre comercio".

"Prevalecerá el sentido común"

La jornada finalizó con una mesa redonda moderada por Hermenegildo Altozano, socio de Bird & Bird, sobre la visión de la empresa. En ella intervino Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente de Banco Santander, que aseguró que finalmente "prevalecerá el sentido común porque el mercado único ha producido beneficios a los que no creo que Reino Unido esté dispuesto a renunciar". En cuanto al Grupo Santander, afirmó que tiene un margen de maniobra amplio y que independientemente del escenario que quede tras las negociaciones ello no va a afectar a los clientes que podrán operar en Reino Unido bien a través de sus sucursales británicas o a través de las entidades del grupo fuera de Reino Unido.

"Deterioro de las relaciones comerciales"

Por su parte, Jaime García-Legaz, presidente de CESCE, vaticina un importante deterioro de las relaciones comerciales entre la Unión y el Reino Unido, con unas nefastas consecuencias para éste último: "Reino Unido nunca será mejor que perteneciendo a la Unión Europea, su economía va a sufrir más que la economía de la Unión". Además, García Legaz declaró que existe la posibilidad de que la Unión Europea mantenga una posición dura para castigar al Reino Unido y evitar que otros países se vean tentados de abandonar la Unión.

Antonio Vázquez presidente de International Airlines Group (IAG), explicó que el holding empresarial español del sector de la aviación no se iba a ver afectado, ya que, a pesar de que su principal activo, British Airways, está en Reino Unido, cada marca del grupo opera con sus propias licencias locales.

Por otro lado, centrándose en el impacto del Brexit sobre el turismo en España, José Carlos Francisco, presidente de la CEOE en Tenerife y de Corporación 5, indicó que en su opinión "lo mejor es olvidarse del Brexit porque puede ocurrir cualquier cosa y centrarse en potenciar nuestros productos, mantener nuestra calidad que es lo que de verdad está en nuestra mano para seguir siendo atractivos para los turistas británicos".

Todos coincidieron además en destacar la importancia de la City cuya infraestructura consolidada no se puede desmontar de un día para otro, por lo que mostraron su falta de confianza en que pudiera ser trasladada a otra capital europea como Madrid.

Normas
Entra en EL PAÍS