Convenios colectivos

Los sindicatos dificultan el pacto salarial tras exigir garantías respecto a la inflación

CC OO y UGT envían su nueva propuesta a los empresarios

Fuentes de la negociación creen que hay margen para modificar las posturas

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, junto a los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo y de UGT, Pepe Álvarez (izquierda); y los presidentes de las patronales CEOE, Juan Rosell y Cepyme, Antonio Garamendi.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, junto a los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo y de UGT, Pepe Álvarez (izquierda); y los presidentes de las patronales CEOE, Juan Rosell y Cepyme, Antonio Garamendi.

Las cúpulas de los sindicatos CC OO y UGT han enviado esta mañana una carta a las patronales CEOE-Cepyme con una nueva propuesta de subida salarial para este año. Las centrales mantienen, de momento, inamovible su oferta para que los salarios suban entre el 1,8% y el 3%, lo que les manienen alejados de la propuesta empresarial, que defiende subidas entre el 1% y el 2% y un 0,5% más ligado a la productividad.

La novedad es que CC OO y UGT piden ahora formalmente también "que se active una cláusula de garantía salarial por la diferencia entre el IPC de 2017 y el incremento inicialmente pactado". Estas cláusulas protegen a los asalariados de pérdidas de poder adquisitivo ante un repunte inflacionista como el que está registrándose en la primera mitad del año.

De hecho, el úlitmo dato indica un avance interanual de los precios del 2,6% interanual en abril, mientras que el incremento medio pactado por los 4,1 millones de trabajadores que ya han firmado sus convenios colectivos para este año es del 1,27%.

No obstante, CC OO y UGT admiten a modo de concesión que los incrementos salariales pactados en convenio “tengan en cuenta la evolución de las empresas y particularmente la productividad, para no agotarla”.

Con esta nueva oferta sindical se mantienen abiertas de manera notable las diferencias entre lo que ofrecen los empresarios y lo que piden los representantes de los trabajadores. Además de no haber modificado los rangos salariales, CC OO y UGT sitúan ahora como imprescindible estas cláusulas que son rechazadas de plano por los empresarios. Fuentes patronales insisten en que es "muy difícil por no decir imposible" que CEOE y Cepyme acepten cualquier referencia a estas cláusulas y, por tanto, esta exigencia sindical dificulta el pacto.

La negociación que viene

Sin embargo, fuentes conocedoras de la situación aseguran que habría margen para modificar estas posturas si ambas partes se sentaran a negociar. De hecho, el techo máximo de la oferta salarial podría acercarse al 2,5% al que están dispuestos los empresarios, pero la lucha se centrará en la parte baja de estas alzas, que las patronales sitúan en el 1% y los sindicatos más próximos a la previsión de inflación (1,6% es el deflactor del PIB con el que se han elaborado los Presupuestos Generales del Estado).

El diseño final de la recomendación salarial y, sobre todo, de las cláusulas de garantía salarial serán claves en el éxito de este futuro acuerdo, que las partes quieren tener listo cuanto antes. 

De momento, ya hay 4,1 millones de trabajadores que han pactado sus condiciones laborales para este año, pactando un incremento salarial medio del 1,27%. Esta media se configura con los 3,89 millones de asalariados cubiertos por un convenio sectorial, que tienen un alza promedia del 1,28% y los 252.800 trabajadores con convenio de empresa, que han acordado una subida media algo inferior, del 1,09%. Aunque hay algo más de un millón de estos asalariados (uno de cada cuatro de los que ya han firmado sus convenios) que han pactado incrementos superiores al 1,5%.

Estas alzas que se están acordando en la negociación colectiva en 2017 benefician a los empresarios, ya que son inferiores a las que en teoría van a recomendar en el acuerdo que están ultimando con los sindicatos. Por ello, el líder de CEOE, Juan Rosell, ya ha dicho en varias ocasiones que si no se firma el pacto de convenios este año tampoco pasaría nada.

Otras propuestas

En la carta que CC OO y UGT han enviado a CEOE y Cepyme los sindicatos se refieren también a sus ofertas para atajar el absentismo. Admiten que las mutuas "tomen un mayor protagonismo en el tratamiento de las bajas traumatológicas de origen no laboral".

Sin embargo, no llegan a aceptar que los médicos de las mutuas den el alta a los trabajadores afectados por estas dolencias. Solamente consideran necesario "que los servicios, instalaciones, recursos huanos y medios tecnológicos de las Mutuas puedan ser puestos a disposición de los Sistemas de Salud, para que permitan anticipar los procesos de recuperación y rehabilitación.

Los sindicatos también han diseñado un itinerario alternativo al fijado en la reforma laboral en materia de ultraactividad de los convenios que ahora le proponen a los empresarios. En concreto consideran que los convenios colectivos deberían garantizar la ultraactividad (prórroga automática de un convenio tras su vencimiento) hasta su sustitución por uno nuevo. Y si no lo previera el convenio, proponen que se constituya una Comisión Negociadora tras la denuncia del convenio, y que esta fije un plazo máximo de negociación efectiva para un nuevo pacto. Una vez que se agote este plazo sin acuerdo, las partes deberán recurrir a los sistemas de solución autónoma de conflictos para resolver el bloqueo de la negociación.

Báñez urge a las partes

En este escenario, la propia ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha vuelto a urgir esta misma mañana a los interlocutores sociales para que cierren cuanto antes un acuerdo para la negociación de los convenios de este año. “Un día más les digo que sigan siendo responsables y renueven ese acuerdo porque este país necesita la responsabilidad de todos”, ha subrayado la ministra en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press.

Báñez ha afirmado que los salarios deben acompasarse a la “fuerte recuperación” que vive España y ha apostó por mantener la fórmula que, según ha dicho, se viene practicando desde 2014: subida moderada de los salarios, aumento de la productividad y creación de medio millón de empleos cada año.

 

Normas