Uno de cada cuatro adolescentes españoles no sabe leer una factura

España es décima de 15 en el informe PISA sobre finanzas

El 25% de los jóvenes de 15 años no alcanzan el nivel básico

informe pisa Ampliar foto

Los adolescentes españoles suspenden en conocimientos financieros. Así lo pone de relieve la segunda edición del informe PISA sobre esta materia, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y en el que han participado 15 países, 10 de ellos pertenecientes al citado organismo. Entre todos ellos suman 133.000 estudiantes de 15 años de edad que se sometieron en 2015 a diversos test de conocimientos financieros, matemáticas y comprensión lectora.

España está en el vagón de cola de este ranking. Ocupa el décimo puesto solo por delante de Lituania, Eslovaquia, Chile, Perú y Brasil, el peor país del estudio, y por debajo de Italia o Polonia. Además, saca peor puntuación que la media de los países de la OCDE en prácticamente todas las variables que analiza el informe, siendo el octavo de los 10 en el conjunto del informe.

Este divide los conocimientos de los estudiantes en cinco niveles, siendo el primero el más básico. Según detalla la OCDE, en él sitúan los estudiantes que "pueden diferenciar entre demandas y necesidades y pueden tomar decisiones sencillas en el gasto diario", además de "identificar términos y productos financieros básicos". Por ejemplo, saben identificar que el documento que tienen delante es una factura y para qué sirve, una de las pruebas que componen el examen.

En este nivel, o menor, se encuentra el 25% de los estudiantes españoles, frente al 22% de media de la OCDE. Esto quiere decir que uno de cada cuatro no son capaces de identificar las diferentes partidas que componen una factura, como los gastos de envío, una de las pruebas que se exigen en el siguiente escalón. El grueso del alumnado nacional, el 53,2%, se sitúa entre los niveles dos y tres. En el cuarto están quienes ya son capaces de gestionar su propia cuenta corriente. Aquí se sitúa el 16,4% de los estudiantes españoles, tres puntos porcentuales por debajo de la media de la OCDE, y mayor aún es la brecha en el máximo peldaño. En él están quienes "pueden analizar productos financieros complejos y resolver problemas financieros poco habituales". En el caso español es el 5,6%, menos de la mitad que la media de la OCDE, y a años luz de China (33%), Bélgica (24%) y Canadá (21,7%). En el caso contrario están Brasil, donde el 53,3% de los estudiantes no pasan del primer nivel, y Perú, con el 48,2%.

España empeora respecto a la edición anterior de este informe, con 16 puntos menos en lo que respecta a los conocimientos puramente financieros. Sí se mantiene estable en matemáticas, lectura y ciencia. El informe deja patente que el rendimiento en economía y finanzas está por debajo de lo que cabría esperar dado el mejor nivel demostrado en las otras tres materias. Dice la OCDE que, “en general, los estudiantes que rinden a un alto nivel en matemáticas y en lectura, también rinden bien en finanzas”. No es el caso de España, con un rendimiento en este último campo 25 puntos inferior a lo que sería esperable por sus conocimientos en el resto de áreas. En cuanto a género, las chicas sacan mejor nota media que los chicos (474 puntos frente a 464), y estos son más numerosos en los niveles más bajos de conocimiento que marca el estudio. Mayor influencia tiene el estatus socioeconómico: el informe pone de relieve que quienes disfrutan de una situación más acomodada sacan 79 puntos más de media en el área financiero que los estudiantes con pocos recursos.

El uso de productos financieros

El informe PISA también analiza el uso de productos financieros por parte de estos jóvenes. Este parte de la base de que tener una cuenta corriente redunda en un mayor conocimiento. El 52% de los estudiantes españoles de 15 años cuenta con una, y estos sacan de media 28 puntos más que quienes no la tienen. Aunque España es el sexto país del informe con un mayor porcentaje en este campo, este se ha reducido en siete puntos respecto a 2012. Por otra parte, el 8,7% dice tener una tarjeta de débito, cuatro puntos menos que en 2012, aunque son más numerosos los que no saben qué es este producto: un 15,3% frente al 9,4% de la OCDE.

El 78% de los estudiantes dice hablar de dinero con sus padres al menos una vez al mes, el 38% recibe una paga de estos y el 79% reconoce haber recibido regalos en forma de efectivo por parte de amigos o familiares. ¿Y qué hacen si no tienen dinero para comprar un producto que desean? Ahorrar, un concepto que parece más arraigado. El 65,6% afirma que esperaría a reunir la cantidad suficiente para comprar un producto que desean y al que no pueden acceder, tres puntos más que la media de la OCDE. Aunque el 17,6% dice no tener problemas en pedirle dinero a un familiar, también uno de los porcentajes más altos.

Francisco González: "Esto debe servir para sumar esfuerzos y mejorar"

El presidente de BBVA, Francisco González, ha valorado los resultados del informe PISA. A su juicio, este muestra "que hay muchas cosas por mejorar en España. Una vez más se sitúa por debajo de la media de la OCDE, 20 puntos en esta ocasión". Un empeoramiento que, para González, debe "servir para sumar esfuerzos y entre todos avanzar en una cuestión tan relevante para el bienestar de las personas”.

El presidente de la entidad financiera ha acudido a la presentación del informe PISA en París, junto a la reina Máxima de Holanda y el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. Francisco González subrayó que en 2016 las inversiones de BBVA en educación permitieron formar a más de dos millones de niños y jóvenes  y 400.000 adultos en los países donde opera la entidad financiera".

Normas