Presidente de Samsonite en Europa

Arne Borrey: "Las maletas hablarán con su dueño"

La firma de origen estadounidense tiene su sede en Luxemburgo y facturó en 2016 1.564 millones de euros.

En el departamento de innovación trabajan 40 personas que invierten seis años en el diseño de una nueva maleta

Arne Borrey: "Las maletas hablarán con su dueño"

Desde enero de este año es presidente para Europa de la firma del fabricante de maletas, accesorios y equipaje Samsonite, fundada en Estados Unidos, que cotiza en la bolsa de Hong Kong y cuya sede central se encuentra en Luxemburgo. Arne Borrey, nacido en Brujas (Bélgica) hace 54 años, trabaja en la sede de la compañía en Oudenaarde, a unos 60 kilómetros de Bruselas, donde se encuentra una de las dos fábricas europeas (la otra está en Hungría). Es un apasionado de la marca, en la que trabaja desde 1987, con un paréntesis que se tomó en 2008 para trabajar en la firma de moda Coach y para iniciarse en el sector textil en Estados Unidos, y en la que ha desempeñado diferentes cargos, incluida una estancia de tres años en Madrid.

Cree que su secreto no es otro que "tener pasión por lo que hace y sobre todo dedicación", asegura este ejecutivo, que llega a su despacho sobre las ocho de la mañana y lo abandona a las 19 horas, aunque afirma que el 35% de su tiempo lo dedica a viajar. No en vano, bajo su dirección tiene 26 mercados directos en Europa, con más de 30 distribuidores y un equipo de 22 personas que reportan directamente a él. Eso sí, advierte que no le gustan las jerarquías y que su liderazgo se ajusta al de una organización horizontal.

El grupo Samsonite tuvo una facturación en 2016 de 2.810 millones de dólares (2.564 millones de euros), de los cuales 615 (561 millones de euros) corresponden a Europa, región en la que trabajan 2.872 personas y en la que cuentan con 10.000 puntos de venta y 230 tiendas propias.

Se podrá llamar por teléfono a la maleta y esta a su dueño. El Smart luggage será una realidad"


Asegura que el gran reto que tiene la compañía en estos momentos es la innovación. "Cada año se pierden 23 millones de maletas y algunas no se recuperan, por lo que tenemos que trabajar en ello". Para Borrey, el diseño es importante, como lo es la resistencia y ligereza del equipaje, pero lo más importante ahora mismo es desarrollar la tecnología que permita al viajero hablar con su maleta. "Trabajamos en maletas que hablan con el dueño, con el fin de que pueda controlar dónde está una vez que sale fuera de su alcance. Se podrá llamar por teléfono a la maleta y esta a su dueño. El Smart luggage será una realidad". De hecho, Samsonite presentó en el pasado Mobile Congress, junto a Vodafone, Track&Go, una solución de localización de maletas.

En el departamento de innovación de Samsonite trabajan 40 personas, que destinan una media de seis años al diseño de una nueva maleta. De hecho, el 70% de las ventas corresponde a maletas y el resto a accesorios (fundas de ordenadores, bolsos, mochilas...). El grupo tiene otras marcas para dar cobertura a todos los perfiles de usuarios, como Tumi o American Tourister, esta última destinada a los más jóvenes, a los mileniales, a los que les gusta vivir la experiencia de viajar.

"Es la marca preferida de los que tienen entre 15 y 30 años y que viajan en aerolíneas low cost; en cambio el profesional elige Samsonite, y el ejecutivo opta por Tumi, de la que hemos abierto tienda en Barcelona y con la que esperamos tener local en una de las calles más emblemáticas de Madrid", afirma Borrey, que reserva la firma Lipault París para mujeres, y Gregory, para deportistas.

Para este ejecutivo trabajar en Samsonite, a pesar de que se marchó durante una temporada, "porque necesitaba vivir otras experiencias", es como hacerlo en familia. "Cuando me fui llevaba 21 años aquí y nunca perdí el contacto con la gente de la empresa. Estuve ocho años fuera, pero cuando me pidieron que volviera no me lo pensé". Los objetivos más inmediatos, cuenta Borrey desde su despacho, en el que trabaja rodeado de maletas, es hacer crecer el negocio en similar proporción al del año pasado, con un 16% de incremento, mediante una empresa multimarca, multicanal y multicategoría.

Y siempre sigue a rajatabla un principio, arraigado en la organización desde los comienzos, en 1910, cuando los cinco hermanos que iniciaron la compañía en Denver (Estados Unidos) sentaron las bases con este golden rule: "Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti". Esto es lo que hace que todos los ejecutivos de Samsonite no olviden este mandamiento, con el que han de conseguir un lugar óptimo para trabajar con un ambiente de respeto y de empatía. Tal vez por ello le gusten las mesas redondas para mantener reuniones con el equipo. "Me gusta compartir temas, que el trabajo sea participativo, y como líder me gusta ser visible y apreciado". También sigue a rajatabla otro principio: que las reuniones sean cortas, algo que aprendió de un jefe suyo alemán. De lo que nunca se separa es de su mochila Tumi, en la que guarda su pequeña oficina ambulante: sus dos ordenadores y tres teléfonos móviles. "Viaja tanto como yo".

Normas