Aguirre Newman condiciona su venta a la permanencia del equipo directivo

Los accionistas deciden en las próximas semanas si venden la consultora

Los fundadores y ejecutivos se mantendrán en la gestión de la nueva empresa

Santiago Aguirre, copresidente y cofundador de Aguirre & Newman.
Santiago Aguirre, copresidente y cofundador de Aguirre & Newman.

El futuro de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman se juega en las próximas semanas, cuando los actuales accionistas decidan si venden la empresa finalmente a alguna de las tres propuestas recibidas desde la competencia. En cualquier caso, los fundadores y presidentes Santiago Aguirre y Stephen Newman así como el resto del equipo directivo seguirán al frente del negocio, según explican fuentes del mercado.

Los dueños de Aguirre Newman han recibido ofertas que valoran la empresa en alrededor de 80 millones de euros, una operación para la que han contratado al grupo financiero Atlas Capital. Las pujas proceden de sus rivales Cushman & Wakefield, Savills y Colliers, como adelantó ElConfidencial y confirman fuentes del sector. Se trata de tres firmas internacionales con una presencia menor a la de la empresa española en el mercado inmobiliario nacional, pero que son fuertes a nivel internacional.

Precisamente ese ha sido el interés de los dueños de la empresa española: cómo abordar la apuesta internacional de una consultora independiente de las firmas globales pero que lidera el mercado nacional junto a JLL y CBRE. De hecho, según esas fuentes, barajará un plan alternativo de alianzas en el exterior si finalmente descarta la venta.

En las tres ofertas se mantiene a los dos fundadores como presidentes –participando en la gestión–, pero en alguna de ellas solo representarían un papel institucional. En cualquiera de estos casos, desaparecerá la marca Aguirre Newman aunque se mantenga el liderazgo del equipo español por un periodo determinado, que en otros casos similares suele ser de cuatro o cinco años.

Stephen Newman, copresidente y cofundador de Aguirre Newman.
Stephen Newman, copresidente y cofundador de Aguirre Newman.

No todas las ofertas son por el 100% de la compañía, ya que en alguna, los actuales accionistas y ejecutivos dispondrán de una participación minoritaria de la nueva sociedad con la que opere en España la firma compradora.

En la actualidad, los accionistas de la compañía se encuentran en plena fase de estudio de las posibilidades, con la previsión de tomar una decisión en las próximas semanas, valorando ventajas e inconvenientes de cada puja. Como favorita aparece la estadounidense Cushman & Wakefield, que tras fusionarse a nivel global con DTZ el pasado año, prevé su futura salida a Bolsa, algo que podría resultar atractivo a los dueños de Aguirre Newman, explican expertos del sector.

En el caso de Savills y Colliers, su presencia en el mercado español es algo menor, por eso, desde las oficinas de Londres y Toronto, respectivamente, se está tutelando directamente el posible desembarco en Aguirre Newman para crecer en España.

Claves de la consultora

Historia. La empresa fue creada en 1988 por Santiago Aguirre y Stephen Newman, en un mercado de servicios inmobiliarios poco profesionalizado en aquella época.

Cifras. Es la principal empresa española del sector, una de las escasas compañías europeas independientes de las grandes firmas globales. Emplea a alrededor de 460 empleados y el pasado año facturó 96 millones de euros.

Accionistas. Como accionistas principales se encuentran Aguirre (26% del capital) y Newman (otro 26%). También particpan en el capital las familias de ambos, con un 12% cada una; un 10% en manos de ejecutivos, y otro 10% se reparte entre el consejo asesor.

Normas