Previsiones económicas

BBVA espera que España recupere ya este trimestre el PIB previo a la crisis

Estima que el paro estructural afecta al 14% de la población activa

Prevé que el euríbor comience a subir a principios del próximo año

BBVA
Jorge Sicilia (c), economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research; Miguel Cardoso (d), economista jefe para España en BBVA Research y Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas y profesor de Economía en la Universidad de Valencia. EFE

Los expertos de BBVA son optimistas con la economía española y han elevado tres décimas su previsión de crecimiento para este año, hasta el 3%, medio punto más que la previsión oficial del Gobierno, según su informe trimestral sobre la Situación de España presentado hoy.

Es más, el responsable de Análisis Macroeconómico de este servicio de estudios, Rafael Doménech, ha calculado que en este segundo trimestre del año España recuperará ya el PIB que tenía antes de la crisis económica. Si bien habrá que esperar a finales de año o principios de 2018 para recuperar el PIB per cápita previo a 2008.

Las previsiones de creación de empleo también se mantienen “robustas” para estos economistas, con la creación de alrededor de un millón de empleos durante el bienio 2017-2018. A este ritmo de avance de la ocupación del entorno del 2,6% cada uno de estos años le suman el previsto descenso de la población activa, con lo que la tasa de paro al término de este año será del 17,3% y en 2018 caerá al 15,6%.

Estas tasas de desempleo se acercan bastante a la que desde BBVA se calcula que podría ser ahora la tasa de paro estructural, prácticamente imposible de reducir, que fijan en el 14%. Esto significa que habría alrededor de tres millones de personas muy difíciles de reinsertar en el mercado laboral, el doble que antes de la crisis. No obstante, Doménech dijo que en el banco “no se resignan” a que esto sea así, y abogó por acometer una reforma del mercado laboral “que mejore los crecimientos de la productividad y reduzca las desigualdades”.

Dado que estos analistas prevén un crecimiento del PIB del 3% este año, consideran que “con una política presupuestaria neutral, no hará falta tomar ninguna política discrecional de ajuste adicional” para que se cumpla el objetivo de déficit del 3,1% este año. De hecho, tildan de “optimistas” los ingresos previstos por el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y creen que esa cifra es más acorde con las estimaciones de crecimiento del BBVA Research que con el 2,5% esperado por el Ejecutivo.

También consideran que la inflación está bajo control, sobre todo por el buen comportamiento de la tasa subyacente y descartan que, de momento, se estén produciendo efectos de segunda ronda en la formación de precios. Aunque consideran que “hacia delante, será importante vigilar la evolución de los márgenes y los salarios para comprobar que esta situación se mantiene”.

Entre los riesgos más inmediatos, advirtieron que empiezan a detectar algunos síntomas de desaceleración de demanda interna, en concreto del consumo privado y la inversión en bienes de equipo. “Pero la desaceleración no es tan intensa y hay otros componentes que compensan esa desaceleración”, dijo Doménech, que señaló al empleo en la construcción, “que apunta a la tan esperada por nosotros aceleración del sector inmobiliario”, ha añadido.

Alzas de la prima y el euríbor

Finalmente, el economista jefe de BBVA Research, Jorge Sicilia, llamó la atención sobre el próximo comportamiento de los tipos de interés, cuando el BCE empiece a dejar de comprar deuda a mediados de este año. “El tema de los tipos de interés es super relevante y hay que empezar a tenerlo en la cabeza”, ha indicado.

Si bien precisó que el primer efecto no será en el Euribor sino en la prima de riesgo” que va a subir y eso implicará un coste financiero de la deuda un poco más alto”, ha explicado. En concreto calculan que la prima subirá entre 50 y 70 puntos, desde los niveles más bajos. Eso tendrá un coste de endeudamiento del Estado y las empresas.

En cuanto al Euribor, estiman que no debería subir de forma notable aún en 2017 y que empezará a notarse su incremento a principios de 2018, cuando anticipe la subida de tipos que podría producirse a mediados del año próximo.

Normas