Tribuna

2.186 millones menos para infraestructuras

La colaboración público-privada es prioritaria si queremos recuperar el nivel inversor necesario

La inversión de los ministerios de Fomento y Medio Ambiente en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 se reduce un 21,5%, siendo inferior en 2.186 millones de euros a la presupuestada en el ejercicio 2016. Ello sitúa a 2017 como el año de menor ratio de inversión estatal sobre el PIB (el 0,6%) de los últimos 22 años, empeorando los mínimos registrados en la crisis de los noventa.

Por Ministerios, la peor parte se la lleva Medio Ambiente cuya inversión cae un 33% hasta los 1.174 millones de euros (575 millones menos que en 2016). Fomento registra una caída del 19%, hasta 6.827 millones de euros (1.611 millones menos que en 2016).

Por órganos de contratación, los tres mayores retrocesos se observan en las Sociedades de Aguas, con una reducción del 75,8%, seguida de ADIF Alta Velocidad con el 36,8% y de los Organismos Autónomos (Confederaciones Hidrográficas), cuyo descenso es del 27,8%.

En lo relativo a la ejecución presupuestaria de 2016, Sociedades de Aguas y Adif Alta Velocidad realizaron casi 3.000 millones de euros menos de lo previsto, registrando una inexplicable ejecución presupuestaria de tan solo el 29,4%, consolidando con ello los dos mayores recortes en el presupuesto de 2017, situación que será difícil revertir en el futuro.

Los acuerdos de no disponibilidad de 2016 (722 millones de euros) no explican la recesión sin precedentes ocurrida en la actividad de obra civil de las empresas de infraestructuras en ese ejercicio (del 33%), pues representan únicamente la cuarta parte de la inversión no realizada en dicho año.

A expensas de lo que resulte de la tramitación parlamentaria del nuevo presupuesto se pueden adelantar algunas conclusiones. La primera es que no cabe anticipar crecimiento alguno en la actividad y empleo nacional en las compañías de infraestructuras en 2017; y la segunda es que la colaboración público privada no es ya una opción sino una prioridad si queremos recuperar el nivel inversor que nuestro país necesita.

 

Julián Núñez es presidente de Seopan, Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras

Normas
Entra en El País para participar