Automoción

El motor apuesta por conseguir un plan al estilo PIVE para este año

El sector pide cambios en la fiscalidad autonómica

Plantea ampliar las tasas que graven el uso del vehículo frente a la propiedad

De izquierda a derecha, Agustín García, presidente de la AER; Blas Vives, secretario general de Faconauto; Manuel Orejas de CVO; Arval; Mario Armero, de Anfac; Tomas Herrera, de Ganvam y Germán López Madrid, de Aniacam
De izquierda a derecha, Agustín García, presidente de la AER; Blas Vives, secretario general de Faconauto; Manuel Orejas de CVO; Arval; Mario Armero, de Anfac; Tomas Herrera, de Ganvam y Germán López Madrid, de Aniacam

El sector de la automoción confía en que conseguirán la aprobación de un nuevo plan de estímulo a la renovación del parque automovilístico para este año. Según fuentes del sector, partirá de fondos extraordinarios y tendrá luz verde en julio, como pronto. Contará con una parte de apoyo al vehículo alternativo más potente que la aprobada hasta ahora. 

"El sector tiene mucho que trabajar para que pueda haber un plan de renovación este año", afirmó Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la Asociación española de Fabricantes de Automóviles (Anfac) en el foro Perfilando la nueva fiscalidad del automóvil, organizado por el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) y promovido por Arval. Y mucho más trabajo por delante para que "dentro de dos años, haya planes de apoyo más estructurales, de largo plazo y cambios en la fiscalidad", explicó Armero. 

También Germán López Madrid, presidente de la asociación de importadores de vehículos Aniacam y también ponente en la mesa redonda del foro, aseguró que el hecho de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (en lugar de prorrogarse la aplicación de los del año pasado) "abre una puerta" a planes de renovación.

"La edad media de los coches en 2017 ascenderá hasta 13 años"

Blas Vives, secretario general de Faconauto

No podrían aprobarse si solo se prorrogan los anteriores porque "el dinero del que disponía el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE) oara el PIVE no está en los presupuestos iniciales", según comentó López, citando una previa conversación con el ministro de Economía, Luis de Guindos. Solo se prorrogan los 13 millones de fondos aprobados para el Plan Movea, de estímulo a la compra de vehículos eléctricos, como recordó Armero.

Blas Vives, secretario general de Faconauto, alertó en la mesa redonda de que "la edad media del parque automovilístico español se quedará en 13 años en 2017", cinco años más que en 2007. En ese momento, al principio de la crisis, los coches que circulaban por España tenían una antigüedad media de 8,9 años. "El reto de la renovación del parque es cada vez mayor. Cumplen 10 años todos los vehículos que se matricularon en el momento más álgido del mercado, cuando se matriculaban 1,6 millones de coches al año frente al millón actual, y eso supone una enorme bolsa de vehículo usado que habría que achatarrar. No podemos quedarnos de brazos cruzados", señaló.

El parque automovilístico necesita de un plan que estimule la renovación del parque, para que mantenga el tirón de matriculaciones registrado en abril, cuando crecieron un 12,6% sobre todo por el tirón de las empresas. Pero también está trabajando en una reforma de la fiscalidad que apoye el pago por uso en lugar de propiedad. Esto supone, a grandes rasgos, la eliminación del impuesto de Matriculación y el rediseño del Impuesto de Circulación, que se base en criterios medioambientales en lugar de en cilindrada y potencia. 

El sector celebra, por un lado, que los nuevos presupuestos generales del Estado no incluyan un incremento de la fiscalidad del automóvil, "una buena noticia para la que se ha trabajado mucho", señaló Armero. "El sector del automóvil no acepta más tasas", reclamó el vicepresidente de Anfac. "Para un vehículo de empresa que recorra 30.000 kilómetros en un año, la fiscalidad supone el 30% del coste, un importe muy elevado", explicó Agustín García Gómez, Presidente de la Asociación Española de Renting (AER).

El directivo valoró muy positivamente también que "haya voluntad política para reorganizar la fiscalidad del automóvil”. “Nosotros somos muy claros: proponemos la eliminación impuesto de matriculación y un nuevo diseño del de circulación, que no se base en la cilindrada y potencia, sino en las emisiones. También tenemos que pensar qué hacer contra el envejecimiento del parque y con el vehículo alternativo, que requiere de apoyo fiscal”.

Mario Armero también pide “tener cuidado con otros impuestos y tasas de las comunidades autónomas. Hay que simplificar y reordenar la tributación. Por ejemplo, hay comunidades que han lanzado sus propias etiquetas de vehículos según su contaminación”.

Para Germán López, “el impuesto de matriculación es recaudatorio, somos el único país de Europa que lo tiene. Y la renovación del parque es vital, porque dinamiza un sector clave de la economía española (10% del PIB) y porque tenemos uno de los parques más antiguos de Europa".

El presidente de Aniacam propone “ir hacia una verdadera tributación que grave el uso, no la adquisición. El problema técnicamente está resuelto, lo que no hay es una voluntad de resolverlo a corto plazo”. Y también apuesta por fomentar el renting a particulares: “Así todos los coches tendrían seguro y estarían mejor mantenidos. Pero, por encima de ellos, se renovaría el parque cada cuatro años. No olvidemos que sigue habiendo dos millones de coches que no pasan la ITV. Hace falta añadir un incentivo fiscal al renting a particulares”.

Para Vives, “el impuesto de matriculación es anacrónico y no existe en ningún otro país moderno. Hace falta voluntad política para revisar toda la fiscalidad y hacer una transición ordenada, de acuerdo con todo el sector: fabricantes, importadores, renting…”. Pero tiene claro que “si el gobierno no puede aprobar los presupuestos, estará atado de manos. Hacemos un llamamiento a que los grupos parlamentarios piensen en el futuro y en España, y logren aprobar unos presupuestos generales del Estado. Lo fundamental es que se aprueben los presupuestos, y a partir de ahí se podrá conseguir una mayoría cualificada en el congreso para la aprobación de nuevas medidas”.

Tomás Herrera, director general de Ganvam, tiene claro que “tenemos una fiscalidad muy antigua, penalizamos la adquisición, en lugar del uso. Estoy de acuerdo con la propuesta del profesor Rallo de los peajes dinámicos. Hay que quitar el impuesto de matriculación; y el de circulación se basa en potencia y cilindrada, no en criterios medioambientales. Los eléctricos necesitan una fiscalidad que los apoye, porque mientras cuesten 1,5 veces lo que un coche convencional no se popularizarán”.

Para “desde el sector del renting, la fiscalidad de un automóvil que hace una media de 30.000 km. al año está en torno al 30%. Es bastante alta y debería modificarse a la baja. Y hay determinados impuestos que están muriendo ellos solos, el tiempo los hará desaparecer. Todo cambio que pidamos dudo mucho que sea para recaudar menos, pero sí se puede reorganizar la fiscalidad. Por ejemplo, solo con subir un euro el impuesto de circulación, ya se recaudarían más de los 300 millones que se recaudan por el de matriculación”.

Agustín García Gómez también pide regular el vehículo de empresa para los autónomos. Hay una proposición de ley de Ciudadanos para que en 2018 se iguale fiscalmente con el coche de empresa”; y “apoyar aquel vehículo que cambia de titular cada cinco años, entre particulares y autónomos”.

Normas