Tecnología

Recetas para impulsar el emprendimiento femenino

25 mujeres debaten sobre las lacras que impiden la integración de la mujer en el entorno tecnológico y plantean medidas para romper estereotipos y lograr la diversidad de género en el entorno tecnológico.

Pilar López, presidenta de Microsoft España, durante una jornada que reunió ayer en su sede a mujeres emprendedoras, directivas, políticas y periodistas.
Pilar López, presidenta de Microsoft España, durante una jornada que reunió ayer en su sede a mujeres emprendedoras, directivas, políticas y periodistas.

Solo el 35% de los puestos directivos en empresas de la UE son ocupados por mujeres, según datos de Eurostat, una cifra que baja en España hasta el 26%. Pero el panorama se hace aún más crítico cuando se habla del entorno emprendedor, pues es España tan solo el 5% de las startups de base tecnológica están lideradas por mujeres, y en toda la industria de tecnología, las féminas representan un 18% de los profesionales.

Para debatir sobre la situación del emprendimiento femenino y plantear ideas e iniciativas que impulsen la diversidad de género en el entorno emprendedor español, Microsoft organizó ayer en Madrid, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, una jornada que reunió en su sede a un grupo de mujeres de diferentes ámbitos profesionales (emprendedoras, tecnólogas, directivas, políticas y periodistas).

Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica, defendió la necesidad de establecer mecanismos que impulsen y animen a la mujer a emprender. “Las mujeres ya usan la tecnología; pero queremos que, además, la inventen. El impulso de las mujeres en este ámbito es crucial para crear un ecosistema sano y realmente innovador”, resaltó.

Inculcar vocaciones STEM

Microsoft cree que una manera de superar la brecha de género en el emprendimiento, así como en otros sectores, es el de fomentar en las niñas desde edades tempranas las vocaciones de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, en sus siglas en inglés). Según el Foro Económico Mundial, solo el 16% de las estudiantes se gradúan en estas materias, un campo que generalmente se asocia a los hombres.

Por ello, y con motivo del Día Mundial de la Mujer, Microsoft lanzó ayer una campaña en la que anima a las chicas a estudiar y a emprender en sectores STEM, algo que también hace HP, pues en 2018 quedarán vacantes 2,4 millones de empleos en áreas STEM en todo el mundo, según informó Microsoft.

Pero hay lacras que impiden que haya más mujeres emprendedoras con base tecnológica en España, según relataron las fundadoras de Rusticae, Let-goi, Womenalia y Mujeres Tech. Algunas son la falta de seguridad en sí mismas, los estereotipos de género que trasmite la sociedad, el bajo número de mujeres que estudia carreras técnicas y la menor financiación atraída por los proyectos liderados por mujeres, "porque a las mujeres les cuesta generar confianza". También la falta de referentes de liderazgo femenino, pues ni Facebook, ni Google, ni Twitter, ni Snap, ni Uber, ni Amazon, por citar algunos referentes tecnológicos hoy claves, han sido creados por mujeres.

“Los micromachismos son el germen de que haya pocas mujeres que se sientan capacitadas para la tecnología”, denunció Lourdes Ciuró, portavoz adjunta de la Comisión de Igualdad del Congreso. Por ello, “la educación en edades tempranas es una prioridad”, reivindicó la directora de relaciones institucionales de Microsoft, Montse Pardo, para quien es necesario “que las mujeres seamos educadas para sabernos querer y creer en nosotras”. Es clave, coincidieron todas, generar en las mujeres una confianza inquebrantable en sus propias habilidades. Y ahí, la familia, los colegios y los medios de comunicación deben jugar un papel clave para acabar con los estereotipos que generan dudas y ponen frenos a las mujeres.

Para ayudar a reducir la brecha de género existente, Miren Elgarresta, directora del Órgano para la Igualdad de Mujeres y Hombres de la Diputación de Gipuzkoa, también cree preciso “romper moldes y dar visibilidad a las mujeres que lo hicieron en distintos ámbitos de la vida”. Y no solo dar visibilidad a las mujeres tecnólogas y a las emprendedoras en todos los foros posibles (institutos, universidades, mesas redondas), sino también, como dijo la periodista Ana Pastor, “aplaudir sus logros en las redes sociales”, que cuentan hoy con mucha masa crítica entre audiencias jóvenes. Y, por supuesto, “crear redes de mujeres para ayudar y crear vínculos”, como reclamó Yolanda Rueda, fundadora de Cibervoluntarios.

Las participantes en la jornada también animaron a los gobiernos a realizar medidas legislativas para equiparar permisos (maternidad, paternidad, lactancia, guarda legal...) y permitir la igualdad de la mujer a la hora de emprender. La presidenta de Microsoft y Cristina Álvarez, CIO de Telefónica España, dejaron claro que las grandes empresas también deben tomar medidas. “Nos esforzamos por buscar candidatas para los perfiles técnicos, y aunque eso a veces nos ralentiza, creo que ganamos y aprendemos mucho”, dijo López. Por su parte, Álvarez reconoció que su empresa era “tremendamente machista”, pero que han puesto en marcha un plan para impulsar la diversidad. Estamos revisando todos los procesos de selección, porque es importante que las mujeres afloren, y se está formando a los directivos para que entiendan la relevancia del cambio”.

Estereotipos de género, un obstáculo a combatir

Los estereotipos de género en los procesos de selección es el principal obstáculo para la contratación femenina en puestos de responsabilidad en España. Así lo cree el 59% de las mujeres trabajadoras de nuestro país y el 30% de los hombres, según el informe Ganando la batalla por el talento femenino de PwC. La segunda barrera es el coste e impacto de la baja por maternidad (para el 51% de las mujeres y el 38% de los hombres). En lo que difieren ambos sexos es en el tercer obstáculo: para ellas son las políticas de diversidad ineficientes de las empresas y para ellos es que ciertos sectores no resultan atractivos para la mujer.

La percepción de los empleadores es distinta: creen que las razones de que no haya talento femenino en la alta dirección son la escasez de candidatas (38%), que sus sectores de actividad no son atractivos para ellas (27%) y las políticas de diversidad en sus empresas no son eficientes (27%).

El informe, que muestra que la brecha salarial entre géneros sigue siendo una realidad para el 52% de las mujeres y el 15% de los varones, apunta que las empresas españolas están tomando la delantera respecto al nivel de adopción de programas de diversidad: el 71% de las compañías en España busca atraer y retener talento femenino de forma proactiva, frente al 58% de las empresas a nivel global. Además, el 80% de las firmas españolas ya han incorporado temas de diversidad e inclusión a la marca.

El informe revela que las mujeres españolas, a la hora de elegir un empleador, buscan que la empresa cuente con una política de diversidad; tenga un role model positivo, y que tenga un equipo directivo diverso y que publique los avances que hace en este terreno.

Sobre la política del currículum ciego, según la cual los responsables de selección de las empresas no conocen género, etnia ni otros datos personales de los candidatos, el informe refleja que aún es una práctica poco usada (un 27% de las entrevistadas).

Normas