Semana de la educación

Universidad y empresa, una ecuación por despejar

Aula, el Foro de Postgrado, Re-Interdidac y Expoelearning dan inicio en Ifema a la Semana de la Educación

Universidad y empresa, una ecuación por despejar

El 64,4% de quienes se titularon en enseñanzas de primer y segundo ciclo en universidades españolas en el año 2010 estaban afiliados a la Seguridad Social en 2014. Lo que, al mismo tiempo, quiere decir que un 35% de quienes terminaron su carrera entonces, cuatro años más tarde no estaban dados de alta en el sistema de trabajo, según el informe Datos y cifras del sistema universitario español, curso 2015-2016, que publica el Ministerio de Educación y Cultura. El porcentaje de afiliación es más bajo cuanto más reciente es la finalización de los estudios, existiendo una diferencia de 20 puntos porcentuales.

También hay diferencias importantes según los estudios realizados. La tasa de afiliación al cuarto año es especialmente baja entre quienes cursaron enseñanzas de artes y humanidades, con un 48%. Sin embargo, estas disciplinas siguieron atrayendo al 10% del alumnado universitario matriculado en España el curso pasado. Diferente es la fotografía entre lass disciplinas con mayor inserción laboral.

Esta, entre los que estudiaron disciplinas informáticas, llegaba al 78%, y el 72,2% de quienes cursaron matemáticas y estadística también estaban afiliados a la Seguridad Social. Pero los que optan por cursar por estas dos disciplinas son minoría: no representan ni el 1% de los estudiantes que se matriculan, mientras que en el caso de las enseñanzas informáticas, apenas superan el 3%.

El 70% de las empresas contratarán más este año, pero les preocupa encontrar los perfiles adecuados

En el fondo, el debate sobre si las universidades españolas forman los perfiles laborales que necesitan las empresas ha salido a la palestra, y si deben impulsar aquellos estudios que, a priori, van a tener mayores salidas laborales. Según la última Guía del mercado laboral que elabora la compañía de recursos humanos Hays, el 70% de las empresas encuestadas planea contratar personal este año, pero señalan como principal preocupación no encontrar el talento adecuado, algo que se acentúa en los perfiles STEM, acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

“No es fácil configurar una oferta formativa si muchos de los empleos que habrá en 10 o 15 años aún no existen”, afirma Ignacio Sesma, director gerente de la Fundación Universidad Carlos III de Madrid. Este apuesta por una oferta de grado más sólida y básica, y una especialización de posgrado más adaptable a la demanda del mercado. “Quizá el problema no es tanto de insuficiente oferta formativa que encaje en las necesidades del mundo empresarial como que las vocaciones de los estudiantes se adapten a dicha demanda”, amplía Sesma. Ampliar el peso de la formación tecnológica en bachiller, sin que ello penalice las enseñanzas en humanidades, o intensificar el mensaje de qué carreras tienen mayores salidas laborales son algunas de las soluciones.

También, formar alumnos más versátiles. “El sistema educativo debe ser más flexible y ágil para adaptar los planes de estudio de las titulaciones nuevas y existentes. Y la empresa no debe decidir la oferta educativa, pero tampoco vivir ajena a ella”, afirma Sesma. Por ejemplo, que un ingeniero pueda cursar formación administrativa o que alguien que estudie Dirección de Empresas acceda a una formación tecnológica.

“Las empresas tienen necesidad de personas que sepan moverse en un mundo tan global e intercultural, eso requiere habilidades y formación en una diversidad de áreas”, opina Lola González, directora de la Semana de la Educación, el evento organizado por Ifema que acoge cuatro ferias educativas: Aula, el Foro de Postrado, Re-Interdidac y Expoelearning, con la participación de 378 empresas, instituciones y entidades, procedentes de 20 países, y con el lema Construyendo la educación del futuro. A ella se va adaptando Aula, que cumple 25 años sirviendo como herramienta de orientación para los estudiantes, algo que, como explica Lola González, cada vez es más necesario. “Los visitantes demandan atención y orientación personalizada y física. En internet es difícil encontrar respuestas concretas a lo que el estudiante se pregunta. El objetivo, cada vez más, es que quien venga a Aula se vaya con las respuestas que necesitaba”.

Esa demanda de cercanía entre empresa y universidad tiene su traslación en Aula. “Intentamos que la información esté al día de lo que el mercado está demandando”, explica la directora de la feria, quien confirma un mayor contenido relacionado con el empleo en esta edición. Un ejemplo es el Open Campus, en el Foro de Postgrado, con talleres y actividades sobre cuestiones de formación y empleo para mejorar la empleabilidad de los asistentes:“Saber qué requieren las empresas o qué habilidades y formaciones tienen que potenciar”, detalla González.
La Semana de la Educación se extenderá desde hoy y hasta el domingo en los pabellones 12 y 14 de Ifema.

Los mejores estudiantes de FP, en SpainSkills

Coincidiendo con la celebración de la Semana de la Educación, Ifema también acoge el Campeonato Nacional de Formación Profesional (FP), bautizado como SpainSkills 2017. Una iniciativa del Ministerio de Educación y Cultura que enfrenta a estudiantes de distintas modalidades de FP: transporte y logística; construcciones e instalaciones; fabricación;informática y comunicaciones; artes creativas, y servicios, con distintas especialidades en cada uno de estos grupos. En total hay 25 modalidades diferentes de competición, todas individuales salvo dos, jardinería paisajística y mecatrónica, que se desarrollan con equipos de dos competidores.

Los ganadores de cada categoría, que serán distinguidos con una medalla de oro, representarán a España en las competiciones europea (EuroSkills) y mundial (WorldSkills) en 2018 y octubre de este mismo año, respectivamente. Este tipo de competiciones, por un lado, sirven para atraer a un mayor número de estudiantes a la formación profesional y, por otro, para que las empresas comprueben de primera mano el nivel de formación que reciben los alumnos.

Este campeonato forma parte de la red que las asociaciones no gubernamentales WorldSkills International y WorldSkills Europe tienen trazada en Europa y en el mundo, con el fin de organizar competiciones bienales de FP.
El número de alumnos matriculados en formación profesional en España, en el curso 2015-2016, último con datos disponibles, era de 767.528, un 2% más que en el anterior, y un 2% por debajo que en 2013-2014.

Normas