Energía

El IVA de la luz en España supera al de los principales países Europeos

España grava la luz con el IVA (21%) y el impuesto de la electricidad (5,1%). El tipo del IVA es superior al de Reino Unido, Francia, Italia, Alemania o Irlanda. Solo en los países nórdicos es mayor.

El IVA de la luz en Europa Ampliar foto

El fuerte repunte de los precios del mercado mayorista de la electricidad (pool), que se ha saldado con una subida en enero del 96% respecto a enero de 2016 (y del 27% en el caso de la factura de la luz), ha llevado a los grupos de la oposición a presionar al Gobierno para que baje el IVA sobre el consumo de luz (21%) y elimine el impuesto especial a la electricidad (un 4,8%), que recauda el Estado y cede en su totalidad a las comunidades autónomas. Teniendo en cuenta que este tributo se aplica sobre la factura total, la imposición que soportan los usuarios españoles es de algo más del 26%.

 Según datos del informe Tipos de IVA aplicados en los Estados Miembros de la UE, publicado el 1 de agosto por la Comisión Europea y referidos al consumo de electricidad de los hogares en Europa Occidental, el tipo aplicado en España (y el de Portugal, que es del 23%) se sitúa entre los de los países nórdicos, con mayor nivel de renta, y los del centro y sur de Europa.

Así, el IVA en Reino Unido es del 5%; en Italia, del 10%; en Francia, el 16,7% (un 5,5% sobre el término fijo y un 20% sobre el variable, lo que incentiva el ahorro); e Irlanda, un 13,5%; en Grecia otro 13%; en Alemania, un 19% y en Austria, un 20%. Los Países Bajos son los únicos que gravan con el mismo porcentaje que España, mientras que en el resto de países (los cuatro nórdicos:Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia), el IVA se sitúa entre el 24% y el 25%.

En definitiva, todos los países aplican el tipo general, excepto Reino Unido (también grava con un 5% el consumo de gas natural), Irlanda e Italia, que aplican un tipo reducido para domésticos (Francia, en el término fijo). En España, el IVA sobre el consumo eléctrico era del 18%, hasta que el primer Gobierno de Mariano Rajoy lo subió al 21% en julio de 2012.

El miércoles, la portavoz de Energía de Ciudadanos anunció una iniciativa para eliminar el impuesto especial de la electricidad, que supone una recaudación anual de casi 1.300 millones de euros. También Podemos mantiene su reclamación electoral de aplicar el tipo reducido del 10% a todos los suministros básicos (calefacción, gas, electricidad).

El Gobierno, a través de los ministros de Energía, Álvaro Nadal y de Hacienda, Cristóbal Montoro, han tachado estas peticiones, y las que apuntan en la misma línea, de “demagógicas” y las han rechazado argumentando que si se bajan estos impuestos “habrá que subir otros impuestos”.

Los precios caen

Amén de estos tributos horizontales, la factura de la luz soporta otros cargos, concretamente, en los peajes de acceso a las redes:los incentivos a las energías renovables (casi 7.000 millones este año); la financiación de la deuda eléctrica (2.840 millones); compensación a los sistemas extrapeninsulares (740 millones) y los pagos por capacidad a las centrales de gas (390 millones, aunque el ministerio cobra a los usuarios 725 millones).

Los peajes representan aproximadamente la mitad de la factura (este porcentaje es cambiante) y el resto corresponde al coste de la energía, que, en el caso de los usuarios acogidos al PVPC, es la del pool por horas.

Tras dispararse en enero como consecuencia de la ola de frío polar que azotó Europa en la mitad del mes, las cotizaciones han comenzado a bajar de la mano de una mayor producción hidráulica y eólica y a las importaciones de Francia. Así, para hoy el precio medio es de 47,77 euros MWh, el mínimo del año, un 48% inferior al máximo de 91,88 euros MWh que se alcanzó el día 20, según los datos del operador del mercado ibérico, Omie.

Con una demanda prevista de 578 GWh, la hora más cara será las nueve de la mañana (60 euros MWh) y la más barata a las cinco de la mañana (32,49 euros MWh).

Normas