Encuesta Financiera de las Familias

El 1% más rico acumula el 20% de la riqueza total de España

Si gana más de 22.700 euros y tiene un patrimonio superior a 119.400 euros, está por encima de la mediana

Los jóvenes han sido las grandes víctimas de la crisis; los jubilados, los menos perjudicados

El 1% más rico acumula el 20% de la riqueza total de España

El Banco de España ha publicado hoy la Encuesta Financiera de las Familias, un estudio que se elabora de forma trianual y que recoge información sobre las rentas, la riqueza, las deudas y el gasto de los hogares españoles. Según el estudio, la renta mediana asciende a 22.700 euros y la riqueza neta mediana alcanza los 119.400 euros. El Banco de España destaca la mediana y no la media al entender que los valores muy elevados restan capacidad de análisis a los datos. La riqueza media, que incluye desde el patrimonio inmobiliario hasta los fondos de pensiones o las acciones en Bolsa, asciende a casi 250.000 euros. Las cifras del estudio corresponden a 2014.

Respecto a los bienes patrimoniales, los ricos hoy son más ricoos y, los pobres más pobres

El informe del Banco de España permite una aproximación a la evolución de la desigualdad en términos de renta y patrimonio. Respecto a la riqueza neta, los datos del Banco de España señalan que la mediana de los activos de los hogares españoles asciende a 119.400 euros, un 22,1% menos que en 2011. Fuentes del organismo público informaron de que el 1% más rico acumula el 20% del patrimonio neto total de España. En el anterior informe, la proporción era del 16,9%. Ello refleja un incremento de la desigualdad. ¿Qué ha sucedido? Los datos del Banco de España muestran que el patrimonio para los hogares más pobres está constituido básicamente por la vivienda habitual, cuyo precio cayó un 20,3% entre 2011 y 2014. En cambio, los hogares más ricos tienen una mayor proporción de sus activos en bienes financieros, que sí se han revalorizado. El Ibex aumentó un 20% entre 2011 y 2014. Ello explica en buena medida que los ricos hoy sean más ricos que ayer y los pobres sean aún más pobres. De hecho, el 10% más rico es el único que ha visto aumentar su patrimonio respecto a la estadística de 2011. Este colectivo, contaba con una riqueza media de 823.400 euros, un 1,9% más que en 2011, aunque un 11,6% menos que en 2008.

Fueron los hogares más jóvenes quienes más vieron mermado su nivel de riqueza y también aquellos que se encuentran entre el 10% más pobre. Si se toma como referencia 2008, el último año de crecimiento económico antes de la recesión, la riqueza mediana de los españoles alcanzaba los 190.400 euros. Una cifra que en 2014 se redujo un 37% hasta los 119.400 euros.

Junto a la riqueza, el Banco de España también analiza las rentas, es decir, los ingresos periódicos o más o menos recurrentes que tienen las familias. Fuentes del organismo destacaran que el 1% con mayor renta acumulaba el 7,7% de la renta total del país, que está formada especialmente por salarios. En la edición de 2011, la proporción era del 9%. Ello refleja una reducción de la desigualdad. En conjunto, la renta mediana se redujo un 22,1% y el descenso fue generalizado en el conjunto de la distribución, pero más acusado en las décilas más elevadas. Ello explica porque el 1%más rico posee menos renta que en 2011.Se debe a la mala evolución de las rentas no salariales. Cuando se toma como referencia sólo los salarios, la reducción es similar en toda la distribución.

El 80,4% de los hogares tiene su casa en propiedad y el 28% posee más de una vivienda

Hay un colectivo, sólo uno, que no ha perdido renta. Son los hogares mayores de 64 años, que han visto incrementarse su renta mediana. Ello se debe a las pensiones, que han permitido a los jubilados mantener su poder adquisitivo. Los hogares en el que el cabeza de familia tiene entre 65 y 74 años obtienen una renta mediana de 29.700 euros, un 2% más que en 2011 y un 10,4% más que en 2008. En cambio, los hogares con un menor de 35 años al frente cuentan con un ingreso medio de 25.500 euros, un 26,5% menos que en 2011 y un 25,6% menos que en 2008. Por situación laboral, los asalariados vieron caer su renta mediana un 8,3% respecto a 2011. El descenso fue mayor para los autónomos, un 11,6%.

La encuesta del Banco de España ofrece una buena radiografía para interpretar la situación económica y financiera de las familias. Según el estudio, el 80,4% de los hogares era en 2014 propietario de su vivienda principal, dos puntos menos que en 2011. Cuatro de cada diez hogares posee también un activo inmobiliario que no es su vivienda habitual. Y el 28% posee más de una casa. Los datos del Banco de España reflejan la preferencia de los españoles hacia los activos inmobiliarios, lo que explica la pérdida de riqueza experimentada en los últimos años.

El Banco de España señala que entre finales de 2011 y finales de 2014, el valor de los activos reales, que incluye los bienes inmobiliarios, pasaron de representar el 84,6% al 80,2% para el conjunto de los hogares. Perdió especialmente peso en relación la vivienda principal.

El reparto de los activos financieros

Los datos del Banco de España reflejan que el 34,7% del valor de los activos financieros de los hogares corresponde a cuentas bancarias. Otro 17,8% son acciones no cotizadas y participaciones. Los planes de pensiones representan el 15,1% del total, las acciones cotizadas (12,6%), los fondos de inversión (9%) y los valores de renta fija pesan un 0,6%.

La composición de los activos financieros varía notablemente en función de la riqueza del hogar. Así, para el 50% más pobre, las cuentas y depósitos son el 45,6% del total de los activos. En cambio, el 10% más rico tiene los bienes más repartidos. Un 27% corresponde a acciones no cotizadas y un 17,4% a valores cotizadas. Los fondos de pensiones suponen el 12%.

Normas