Automoción

Condenan a VW a devolver el coste de un vehículo diésel manipulado

Un tribunal alemán condena a Volkswagen por considerar que la inclusión del software que manipula las emisiones es prueba del fraude

averías volkswagen
Modelos de Volkswagen EFE

Un tribunal de Hildesheim (centro de Alemania) obligó hoy al grupo alemán Volkswagen a devolver íntegramente a un cliente el dinero de la venta de un coche diésel inmerso en el escándalo de la manipulación de motores para falsear emisiones contaminantes.

Según el “Wolfsburger Allgemeine Zeitung”, el tribunal considera en su fallo -que Volkswagen va a apelar- que la inclusión en el motor del software para trucar los datos de emisiones es prueba del fraude.

El ministro ha emplazado a los partidos  para dentro de 15 días para presentar sus propuestas

“Se trata de un engaño al consumidor” tan censurable como el “de la carne de caballo en la lasaña”, argumenta la sentencia, que obliga al mayor fabricante de vehículos de Europa a pagar 26.500 euros al demandante, dueño de un Skoda Yeti 2.0. TDI comprado en 2013.

Volkswagen, prosigue el texto, obtuvo con este falseamiento de estándares medioambientales una ventaja competitiva sobre otros fabricantes.

El tribunal agregó que no es posible calcular las consecuencias técnicas de la manipulación ni descartar un incremento de los costes de mantenimiento del vehículo.

El demandante, concluye el fallo, tiene derecho a que se le reintegre el precio íntegro de compra del vehículo y no que se le pague en relación a su precio actual de mercado.

Volkswagen tachó de equivocada la sentencia, anunció su intención de acudir a una instancia superior y subrayó que hasta la fecha todos los casos similares dirimidos por la justicia alemana habían sido calificados como infundados.

El fabricante alemán vendió en el mundo unos 9,5 millones de vehículos con un programa en el motor que detecta cuando está en un banco de pruebas y reduce las emisiones contaminantes a la atmósfera para cumplir con los criterios medioambientales. En condiciones normales, no obstante, contamina mucho más.

La denuncia del caso, descubierto por las autoridades estadounidenses, provocó la dimisión del presidente del grupo Volkswagen, investigaciones en distintos países y una avalancha de juicios y multas que suman ya varios miles de millones

Normas