Mercado de trabajo

Báñez quiere regular el fin de la jornada laboral a las 18.00 horas

El Gobierno se plantea el cambio de huso horario en la Península

jornada laboral
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, enseñando una foto que ha hecho con su movil a los periodistas que la fotografiaban a ella.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha anunciado hoy en el Congreso de los Diputados un paquete de medidas laborales que el Gobierno quiere sacar adelante, con pactos parlamentarios, en esta legislatura. Las iniciativas más llamativas son algunas pactadas ya con Ciudadanos, como la creación de la denominada mochila austriaca, la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas o la terminación de la jornada laboral a las 18.00 junto con el cambio de huso horario.

Báñez ha propuesto hoy a los grupos parlamentarios "un pacto nacional por la conciliación y la racionalización de los horarios". Dicho pacto incluiría el compromiso recogido en el programa electoral del PP de adoptar las medidas necesarias para que la jornada laboral termine a las 18.00 horas, incluyendo entre dichas medias el cambio de huso horario. Para ello, se debería retrasar una hora, adoptando el horario de Portugal o del Reino Unido.

Este gran acuerdo también crearía una "bolsa de horas para asuntos propios" y reforzaría el teletrabajo.

Los responsables de Empleo también pretenden que el Parlamento apruebe un "plan de igualdad salarial". Y que la normativa "adecúe los derechos de los trabajadores a las nuevas tecnologías, "regulando y garantizando el derecho a la desconexión", por ejemplo.

Asimismo, la ministra de Empleo --que ha comparecido hoy en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados-- aseguró su intención de llevar a la Cámara Baja la creación del sistema de mochila austriaca --vigente en dicho país--. Este sistema consiste en la creación de un fondo individualizado para cada trabajador asalariado, que este podría utilizar en caso de despido, para formación o, al término de su vida laboral, como complemento para su jubilación, si no lo hubiera utilizado antes.

No obstante esta medida, que como el resto de las anteriores mencionadas hoy por Báñez está incluida en las 150 pactadas entre el PP y Ciudadanos para el pacto de investidura, está aún muy en pañales, y no hay ninguna propuesta por escrito de cómo se articularía dichos fondos individualizados.

Así, en teoría, la mochila se nutriría de un porcentaje del salario bruto del trabajador, que aportaría el empresario. Si bien no está determinadas importantes cuestiones como cuál sería dicho porcentaje, ni si se detraería o no del salario neto o qué ocurriría con las indemnizaciones por despido cuando estuviera plenamente vigente este fondo individual.

Además, Báñez incluyó otras medidas que su Departamento propondrá para su aprobación y desarrollo parlamentario. Es el caso de la ampliación del permiso de paternidad de dos a cuatro semanas, algo aprobado ya en la ley pero que el Gobierno ha ido postergando año a año por motivos presupuestarios, ya que es la Seguridad Social la que costea los salarios de los padres que se acogen a este permiso durante las semanas que dura.

Por su parte, Báñez también anunció que su departamento prepara una "agenda integral de calidad en el empleo", que abordará con la patronal y los sindicatos en el diálogo social. Esta agenda pretende, entre otras cosas, simplificar la contratación laboral, de forma que "el contrato fijo sea el referente y los temporales sean siempre causales". Asimismo, perseguirá mejorar los salarios e implantar de forma efectiva la formación permanente de los trabajadores.

Segundo mejor año de recaudación de la historia

Durante su comparecencia de esta mañana en el Congreso de los Diputados, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, recordó también los planes de su Departamento en materia de pensiones. “Las pensiones en España están garantizadas, se pagarán hoy con normalidad y también en el futuro”, dijo.

Báñez justificó esta afirmación por la mejora de la recaudación líquida de la Seguridad Social. Según sus datos, el sistema cerrará con una recaudación líquida de aproximadamente 112.000 millones de euros, lo que supone el segundo mejor año recaudatorio de la historia de la Seguridad Social después de 2008, cuando el sistema recaudó 114.000 millones. Si bien esto no es suficiente para acabar con el déficit del sistema de pensiones porque aunque esta recaudación líquida crezca un 3,8% este año, más de lo que aumenta el gasto en pensiones, dicho gasto parte de una base más amplia (130.000 millones). Si bien, fuentes de la Seguridad Social aseguraron que esta medición de la recaudación tampoco coincide con los datos de Contabilidad Nacional, que reflejan ingresos netos por cotizaciones inferiores.

Báñez se mostró partidaria de incrementar la pensión máxima, tras haber subido las bases máximas un 3% para 2017, pero precisó que la cuantía deberá decidirla el Pacto de Toledo.

La Inspección aflora 403.000 empleos desde 2012

El plan de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social ha conseguido aflorar hasta octubre 403.000 empleos irregulares y ha logrado la conversión de 247.000 temporales en indefinidos desde abril de 2012 hasta octubre pasado. Al tiempo, la Inspección de Trabajo ha detectado 5.700 empresas ficticias sin actividad real que se crearon con el objetivo de facilitar el acceso indebido a prestaciones en ese mismo período.

Así lo indicó Báñez durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo y Seguridad del Congreso, en la que también avanzó que su Departamento potenciará la Oficina de Lucha contra el Fraude y se llevará a cabo en concordancia con las comunidades autónomas y los interlocutores sociales un plan estratégico para acometer actuaciones de manera “más concreta”.

Báñez precisó que el conjunto de medidas aplicadas hasta ahora ha tenido un impacto económico de 17.189 millones de ahorro en el citado período. También, resaltó el “esfuerzo” realizado para incrementar la plantilla, ya que desde 2012 se han incorporado 242 inspectores y subinspectores. La ministra anunció que en próximos meses su Departamento tiene previsto crear una “tarjeta social”, en la que se inscribirán todas las prestaciones que reciba cada ciudadano “de todas las Administraciones Públicas”. Se trata de una medida de control que Báñez, sin embargo, interpretó como “la mejor herramienta para conocer la situación real de las familias y prestar más ayuda a aquellas que carezcan verdaderamente de las rentas necesarias”.

Normas