Diversidad

¿Cuáles son los mimbres para hacer una empresa?

Varias directivas debaten sobre el papel de las consejeras en la era digital

Mercedes Payá, directora de ventas de Atos Iberia, durante su intervención en el desayuno sobre 'Consejeras en la era digital'.
Mercedes Payá, directora de ventas de Atos Iberia, durante su intervención en el desayuno sobre 'Consejeras en la era digital'.

Se van dando pequeños pasos para que las mujeres se sienten en los consejos de administración, aunque todavía queda mucho margen de mejora. En 2010, el porcentaje de féminas en el máximo órgano de decisión de las empresas del Ibex 35 era del 10,16%, ese porcentaje a febrero de este año casi se había doblado, con el 19,83%. En Europa, en el citado periodo, la cuota alcanzaba el 21,2%. “Empezaremos a tener cierto equilibrio cuando los consejos tengan una participación de entre el 30 y el 40% de mujeres”, señaló ayer la directora de ventas de Atos Iberia, Mercedes Payá, durante la primera edición del desayuno Consejeras para la Era Digital. El encuentro fue organizado por Atos y ExcellentSearch, con la excusa de debatir con directivas de las principales empresas españolas sobre los desafíos y oportunidades que ofrece la transformación digital y el nuevo papel que deben desempeñar las mujeres.

Más atrevidas para generar el cambio

“El entorno digital lo ha trastocado todo”, señaló durante su intervención la directora del área digital del Grupo Prisa, editor de Cinco Días, Noelia Fernández, quien destacó que “por suerte el consejero delegado y la dirección de mi compañía tienen el convencimiento y ponen el foco de la necesidad de cambio digital”. En su opinión, es una realidad que hay que saber usar y no caer en modas. Porque la falta de madurez en el entorno digital, agregó Fernández, “puede llevar a la compañía al desacierto, muchas veces por el desconocimiento del equipo directivo y del consejo”, y aquí destacó el papel de las mujeres “que deben ser más que nunca muy atrevidas para generar el cambio”.

Inició la sesión Payá que destacó que “en España existe un déficit de mujeres ingenieros, y estamos muy atrás respecto a Francia, donde nuestro headquarter está liderado por un exministro del gobierno de Francia y tenemos un consejo formado por 11 personas, de ocho nacionalidades, de las cuales cinco son mujeres”. En opinión de Payà, “las mujeres tienen una responsabilidad en esta revolución, ya sea como creadoras de tecnología, como implementadoras, como prescriptoras, como divulgadoras o como usuarias. Una revolución donde todos podemos participar activamente y aportar valor y donde las mujeres podemos liderar muchas de las transformaciones”. Porque, hoy ser mejores no es suficiente, se trata también de ser distintos. “Las empresas tienen que reinventarse en su transformación digital, no basta con digitalizar sus procesos y servicios, tienen que ser capaces de optimizar su negocio en el nuevo marco digital”, recordó la directiva de Atos, que alabó a su organización por promover la diversidad género, de edad, de culturas, y de capacidades y discapacidades. También aprovechó para animar a las directivas a promover la diversidad en los consejos de administración, “porque llegar a ser una gran empresa sólo se consigue cuando se une personas, tecnología y diversidad”.

Por su parte, la directora general de Google, Fuencisla Clemares, habló de las diferentes revoluciones tecnológicas, que se iniciaron en los años ochenta con los ordenadores personales, y continúa ahora con el fenómeno de la inteligencia artificial. “Las máquinas son capaces de aprender solas y de ofrecer a los usuarios un mayor número de facilidades en su día a día. Esta evolución, permite que los teléfonos sean nuestros asistentes para interactuar de forma inteligente con ellos”. Pero esta evolución “solo puede llegar desde arriba, desde la dirección general, lo que implica que los consejos deben tener en cuenta la diversidad de género y la diversidad en funciones”.

También Mónica Deza, consejera independiente de Axa, realizó una comparación surfera: “nos enfrentamos a una ola Máverik de la transformación digital. Si no sabemos conquistarla, puede acabar arrastrándonos, al igual que la transformación de la economía, donde la tecnología trabajará por el bienestar de las personas, y el futuro no será dentro de 20 años, es ya, y debemos ser prudentes”. Señaló que los consejos han de valorar cuatro elementos: “marca, creatividad, personas y comunicación”.

La socia de K_Fund y consejera de varias empresas de tecnología, Carina Szpilka, habló de la necesidad que tienen las empresas de orientarse al cliente, y “eso exige que sean dinámicas, flexibles y capaces de aprender, tenemos que aprender a aprender”. Y señaló que asociaba lo digital a tres términos muy femeninos: “conectar, compartir y cuidar, palabras que están en la naturaleza de las mujeres y por eso creo en lo vital de nuestro papel”.

Normas