Ratios de valoración que siempre hay que tener en cuenta para ser accionista de una empresa

En el proceso de inversión que seguimos los gestores de renta variable en Renta 4 Gestora, tenemos varias variables que consideramos básicas y que no hay ni una sola empresa que compongan la cartera de los fondos de inversión que no conozcamos.

Para valorar si una empresa está cara o barata en términos de beneficios en los próximos meses o años, nos fijamos en el PER, EV/EBITDA y los márgenes en relación al sector y a su propia historia. Pero esto solo nos da un dato de los beneficios que genera una empresa en relación a su capitalización y a su valor de empresa.

El nivel de endeudamiento lo seguimos preferiblemente sobre la deuda total sobre los recursos propios y la deuda neta sobre el EBITDA. Los datos no son estáticos, hay que procurar valorarlos con su historia, con su capacidad de generación de caja, con la capacidad de desapalancamiento, con sus niveles de necesidades de inversión, con la estabilidad de los ingresos y los márgenes si la empresa tiene mucha deuda, etcétera.

La variable en la que hacemos más hincapié es en la generación de caja después de inversiones, pago de intereses de la deuda, impuestos y activo circulante. Con el cálculo del Free Cash Flow somos en algún caso un poco obsesivos, pero lo consideramos la variable más importante a la hora de acercarnos a una valoración razonable del negocio o de la empresa. Para nosotros la capacidad de generar caja de una empresa es mucho más importante que la generación de beneficio. Es más, preferimos una empresa que no genere mucho beneficio pero que sí genere mucha caja, en última instancia pagará menos impuestos.

Detenernos en el Retorno del Capital Empleado que tiene una empresa, que ha tenido y que esperamos que tenga en el futuro más predecible es una análisis que se aprende con el tiempo. Se aprende realmente, cuando te das cuenta de la capacidad de generación de crecimiento de beneficio de una empresa con ROCEs altos en comparación con empresas que tienen ROCEs muy bajos, y se entiende porque existen empresas que crean valor a lo largo del tiempo y por qué las hay que crean poco o incluso destruyen. Lo más llamativo del análisis del Retorno sobre el Capital Invertido, es la correlación espectacular que hay sobre las empresas y su revalorización bursátil cuando los retornos son altos, y la caída de las cotizaciones de las empresas cuando sus retornos sobre lo invertido son muy bajos.

Otras variables también importantes son los márgenes operativos, unidos a su sostenibilidad, recurrencia y volatilidad de los mismos. El apalancamiento operativo de la empresa y capacidad para exportar su know-how a otros sectores o áreas geográficas. Las perspectivas en el crecimiento de las ventas, su poder de fijación de precios, su situación competitiva dentro del sector en el que opera, las barreras de entrada o el alineamiento de los intereses de los directivos con sus accionistas, son otras de las muchas variables que nos obligamos a conocer antes de acometer cualquier inversión en una empresa cotizada.

Javier Galán, Gestor de fondos de renta variable de España y Europa de Renta 4 Gestora.

Normas
Entra en El País para participar