Banca

El BCE da vía libre a Santander para el pago de dividendo

La entidad tiene una penalización del 0,5% del capital por su condición de banco sistémico

Santander
La presidenta de grupo Santander, Ana Botín EFE

El Banco Central Europeo ha comunicado al Santander cuáles son los requisitos mínimos de capital para 2017, una vez ha concluido el proceso de revisión y evaluación supervisora. Y la conclusión es que el banco tiene un excedente de capital que descarta cualquiler limitación en el pago de dividendo, de retribución variable o del pago de cupón a los titulares de cocos, según ha explicado la entidad en un comunicado a la CNMV.

El requisito mínimo que el BCE establece para Santander es de un ratio CET1 de al menos el 7,75% a nivel consolidado, que contrasta de manera positiva con el 12,44% anunciado por el banco al cierre del tercer trimestre. Este requisito de CET1 del 7,75% incluye: el mínimo exigido por Pilar 1 (4,5%); el requerimiento de Pilar 2 (1,5%); el colchón de conservación de capital (1,25%); y el requerimiento derivado de su consideración como entidad financiera sistémica global (0,5%).

A nivel individual el BCE exige a Santander que mantenga un CET1 de al menos el 7,25%. Este requerimiento compara con la ratio CET1 del 14,31%, última reportada por Santander a 30 de septiembre de 2016.

Teniendo en cuenta los niveles actuales de CET1 de Santander, tanto a nivel individual como consolidado, estos requerimientos de capital no implican limitaciones de distribuciones en forma de dividendos, de retribución variable y de pagos de cupón a los titulares de los valores de capital de nivel 1 adicional, según el comunicado remitido a la CNMV por el banco.

"La fortaleza del modelo de negocio del Grupo y su diversificación geográfica, junto con los colchones de capital existentes en el Grupo y la actual ratio fully-loaded CET1 del 10,47%, son un gran respaldo para continuar implementando nuestra estrategia de cara al futuro”, asegura el consejero delegado del grupo José Antonio Álvarez. 

El establecimiento de un requisito mínimo de capital para cada ejercicio es parte fundamental de la tarea del BCE, que en noviembre de 2014, asumió la tarea de la supervisión bancaria de las principales entidades financieras de la zona euro. El requisito mínimo marcado para Santander no ha sido una sorpresa, si bien la cotización del banco responde con una ligera subida del 1,3%.

La gran referencia en términos de solvencia que analizan los inversores es el ratio de capital CET1 fully loaded, considerando la aplicación de las exigencias de recursos propios de Basilea III en su totalidad, que serán de plena aplicación en 2019. Así, esa ratio es ahora en Banco Santander del 10,47%, según los datos a cierre del tercer trimestre del año, y se eleva al 12,4% si se considera la aplicación gradual de la normativa.

El objetivo del banco, según el plan estratégico, es alcanzar un capital fully loaded en 2018 superior al 11%. El compromiso ante los accionistas es un aumento del beneficio por acción en 2018 de dos dígitos y un incremento anual del dividendo.

Normas
Entra en El País para participar