Nueva encuesta del INE

El coste salarial ha caído un 0,7% durante la crisis

El INE publica una nueva encuesta que mide el coste de la mano de obra de cada puesto de trabajo, sin que se vea afectado por cambios en la cantidad o calidad del trabajo de la plantilla

Entre 2008 y 2014 el coste de la mano de obra ha caído un 0,7% acumulado, lo que acerca los salarios, en el primer año de recuperación, a los niveles precrisis

En estos años los salarios han perdido un 8,9% de poder de compra

El coste salarial ha caído un 0,7% durante la crisis Ampliar foto

El coste salarial de contratar a un trabajador en 2014 era un 0,7% más bajo que contrarlo en 2008. De esta forma, podría decirse que durante el primer año de recuperación económica los sueldos se acercaban al nivel de antes de la crisis. Esta es la principal conclusión del nuevo Índice de Precios del Trabajo (IPT), una nueva encuesta de salarios, hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadísitica.

No obstante, si se compara la evolución de los salarios entre 2008 y 2014 con lo ocurrido con los precios durante este tiempo --en el que acumulan una subida media del 8,2%-- se observa que han perdido un 8,9% de poder de compra.

Esta nueva encuesta tiene como objetivo medir la evolución temporal del precio de la mano de obra, sin tener en cuenta los cambios en la creación de empleo, ni la calidad de los puestos de trabajo. Esto es, el INE ha creado --al igual que hace para medir el IPC con la cesta básica de bienes de consumo y servicios-- una cesta básica estandarizada de puestos de trabajo.

De esta forma, se ve cómo ha evolucionado el salario de un mismo empleo sin que se vea afectado por las variaciones del mercado. Por ejemplo, se ve cuanto ganaba un oficial de primera de la industria en 2008 y en 2014. Esto no se mide igual con otras encuestas como la de estructura salarial que también elabora el INE y que por ejemplo calcula los salarios en terminos promedios, que pueden subir o bajar en función de como varíen de año a año la cantidad de horas que se trabaje, las categorías o el tipo de contrato.

Así, esta nueva medición indica que en 2009 y 2010, el coste de la mano de obra subió un 1,5% y un 0,5%, respectivamente; mientras que la Encuesta de Estructura Salarial refleja un aumento de los salarios del 4,1% en 2009 y del 1,5% en el 2010. Estos mayores avances salariales obedecen a que esos años se despidió a más de un millón de trabajadores temporales, con lo que se expulsaron del mercado los salios más bajos y el promedio de los sueldos pagados subió.

 

Según estos datos, un trabajador del sector de la hostelería ganaba en 2014 casi un 15% más que lo que se ganaba en ese mismo puesto en 2008. De esta forma es sector hostelero fue el que experminentó un mayor incremento de los sueldos en el periodo de crisis, siendo el primer año de la recuperación (2014) cuando aumentaron más (un 7,3% anual).

Por el contrario, los salarios que más bajaron en la crisis fueron los de la Administración Púbica y Defensa (con un descenso acumulado del 7,2%) y los del sector de la sanidad, con un recorte salarial del 5,2% entre 2008 y 2014. De hecho, según esto la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores de la Administración entre 2008 y 2014 acumula un 16,1%.

Este indicador apunta a que en el primer año de la recuperación (2014) los salarios de las mujeres fueron los que expermientaron una mayor recuperación, ya que crecieron un 1,1%m frente a un estacancamiento de los sueldos de los hombres. En cuanto al comportamiento en el periodo analizado (2008-2014), los salarios de las trabajadoras eran 0,3% mayores que al inicio de la crisis mientras que los de los varones aún estaban un 1,4% por debajo.

Los datos conocidos el viernes ofrecían datos contrarios a la Encuesta de Estructura Salarial en materia de salarios de entrada al mercado laboral. Mientras que dicha encuesta refleja una caída del 13% en dichas retribuciones de los nuevos trabajadores, el índice conocido el viernes apunta un aumento del 15,5%. Si bien esta mejora se produce casi enteramente en 2014, cuando estos salarios de entrada, de trabajadores con menos de un año de antigüedad aumentaron un 14,3%. Esto refleja cierta mejora en la calidad del nuevo empleo.

.

 

Directores y gerentes, a la cabeza de los recortes de sueldo

Los datos de la nueva encuesta salarial del INE refleja claramente que los directores y gerentes de empresas fueron los que lideraron la devaluación de los sueldos entre 2008 y 2014. En concreto, sus salarios disminuyeron un 7% en este periodo. Le siguieron los empleados contables, administrativos y otros trabajadores de oficina, con un recorte de los sueldos en el periodo analizado del 4,5%. Y, en tercer lugar, los técnicos y profesionales auxiliares, con un ajuste del 3,2%. El resto de categorías profesionales, experimentaron, por el contrario, incrementos de sueldo, siendo los empleados en ocupaciones elementales, los que más vieron crecer sus retribuciones entre 2008 y 2014:un 3,7%. Tras estos, los trabajadores de servicios de restauración y seguridad, ganaron un 3,3%; seguidos de los trabajadores cualificados y artesanos, ganaban un 1,8% más al final de la crisis y en el inicio de la recuperación. Los técnicos y profesionales de actividades intelectuales y científicas vieron crecer sus sueldos un 0,4%.

Otro dato poco esperado es la recuperación de los salarios registrada por los trabajadores con contrato temporal. Así mientras, los eventuales ganaban en 2014 un 3% más que en 2008, los trabajadores con contrato indefinido vieron descender sus remuneraciones un 1,2%. Igualmente, las mejoras salariales se concentraron en las empresas de entre 1 y 49 trabajadores, que incrementaron un 0,9% los sueldos de su plantilla entre 2008 y 2014. Por el contrario, las empresas medianas de entre 50 y 199 empleados recortaron un 0,2% sus salarios y las de más de 200 trabajadores, bajaron un 2,5% los sueles. Aún más llamativa es la recuperación de los extranjeros que vieron aumentar sus salarios un 9,7% frente a una caída del 1,2% de los españoles.

Normas