Elecciones USA

¿Qué partido ganó en los estados clave en anteriores elecciones?

Los llaman los swing states o estados clave, son estados que por tradición no tienen un candidato claro en las encuestas. Esto provoca una disputa entre Demócratas y Republicanos por conseguir estos puntos geográficos.

Elecciones Estados Unidos 2016

Los llaman los swing states o estados clave, son estados que se encuentran en disputa, es decir, que por tradición no tienen un candidato claro en las encuestas. Esto provoca una disputa entre Demócratas y Republicanos por conseguir estos puntos geográficos que, en muchas ocasiones, suelen otorgar la presidencia a los candidatos.

Uno de los estados pendulares con más importancia es Florida, ya que cuenta con 29 electores. En este sentido, los datos reflejan que el partido de Hilary Clinton ha cosechado una ventaja significativa tanto en este estado como en los estados decisivos de Nevada (6 electores) y Colorado (9 electores), gracias al fuerte apoyo recibido por decenas de millones de hispanos. 

El voto afroamericano también es oro para Clinton en estados clave como Florida, donde la participación negra ha caído más de cuatro puntos al pasar del 15,9 % en 2012 al 11,7% actual, según datos publicados esta semana por el canal ABC. En las pasadas elecciones de 2008 y 2012 los ciudadanos de Florida confiaron su voto al partido demócrata, liderado por aquel entonces por Barack Obama.

Las mejores noticias para la ex secretaria de Estado provienen de Nevada, uno de los estados más disputados en estos comicios y donde los demócratas aventajan a los republicanos en cuatro puntos, según los últimos datos publicados por las autoridades estatales.

Uno de las claves en estos comicios es el votante hispano, y precisamente, el despunte de este tipo de votante a nivel nacional se ha dejado ver en la ciudad de Arlington, en el norte de Virginia, un estado donde las encuestas dan la victoria a Clinton. Aunque en las dos últimas elecciones el partido demócrata salió vencedor, hasta entones había sido el partido republicano quien se había ganado el favor de los virginianos. En el lado opuesto se encuentra el estado de Wisconsin, donde desde 1988 hasta la actualidad los demócratas siempre han ganado los diez votos electorales que le corresponde. New Hampshire (4), Ohio (18), Iowa (6), Michigan (16).

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, gana en voto anticipado en una docena de estados a su rival, el republicano Donald Trump, quien confía en lograr una mayor participación de sus seguidores durante la jornada electoral del 8 de noviembre.

Ya han votado 36 de los 46 millones de personas, un 40 % del electorado, que se espera que acuda a las urnas en 37 de los 50 estados de EEUU donde los comicios están en marcha, según las proyecciones que ha presentado EFE del profesor de la Universidad de Florida Michael McDonald, un reputado experto sobre el voto por adelantado.

Estados Unidos es uno de los pocos países donde los ciudadanos tienen que registrarse antes para poder votar, en vez de que las autoridades sean las encargadas de elaborar una lista de personas con capacidad de ejercer ese derecho.

A pesar de la ventaja de Clinton, la carrera sigue ajustada por el fuerte apoyo al millonario en el medio oeste industrial y también debido al descenso de votantes afroamericanos, que están acudiendo a las urnas en menor proporción que en 2012, cuando fueron para reelegir a Barack Obama, el primer presidente negro.

Una menor participación de los afroamericanos podría perjudicar a Clinton en Carolina del Norte, uno de los estados “pendulares” que se disputan demócratas y republicanos y en donde las minorías podrían dar la victoria a la demócrata, mientras la población blanca parece decantarse por Trump. En relación a los demás estados clave, Carolina del norte fue el único en el que el partido republicano, liderado por Mitt Rommey, ganó los 15 electores correspondientes a este estado en las elecciones de 2012. Si nos fijamos en los resultados de comicios anteriores, se puede observar que este estado ha tenido una mayor tradición en el voto al partido republicano. Únicamente en 2008 (desde 1980) el partido demócrata ganó en este estado. 

Los analistas consideran posible que en estos comicios el 40 % del electorado vote de manera anticipada, una opción que cada vez ofrecen más estados y por la que optaron en 2012 el 31,6 % de los estadounidenses, una cifra que ya supuso un aumento con respecto al 29,7 % de 2008.

De hecho, los demócratas han puesto todos sus esfuerzos en fomentar el voto por adelantado, sobre todo entre los jóvenes y las minorías, mientras que Trump confía en que sus seguidores acudan en masa a las urnas el mismo 8 de noviembre.

Normas