Investigación de la salida a Bolsa

La acusación popular pide ocho imputaciones a la luz de los correos de Bankia

La Confederación Intersindical de Crédito, personada como acusación popular en el caso Bankia, pide la imputación de ocho exresponsables del Banco de España y la CNMV

Se basan en la nueva prueba del caso: los correos de un inspector que alertó de la debacle de Bankia antes de su salida a Bolsa

Bankia, durante su salida a Bolsa.
Bankia, durante su salida a Bolsa.

La acusación popular del caso Bankia vuelve a cargar contra quienes fueron responsables de supervisar la salida a Bolsa de la entidad fallida contando ahora con nueva y poderosa prueba en la mano: los correos electrónicos de un inspector el Banco de España que alertaba de la debacle meses antes del salto al parqué de la entidad.

La Confederación Intersindical de Crédito (CIC), presidida por Gonzalo Postigo, ha presentado, a través de su letrado Andrés Herzog, una nueva petición al juez instructor del caso, Fernando Andreu, solicitando la imputación de ocho responsables de los supervisores financieros.

“A la vista de los cuatro correos electrónicos remitidos por el inspector ‘cabecera’ de BFA-Bankia, Don José Antonio Casaus Lara, recientemente incorporados a la causa, venimos a solicitar la declaración en calidad de investigados de las personas responsables de la supervisión de BFA-Bankia (Banco de España y CNMV) en el momento de constitución y salida a bolsa de la referida entidad”, argumenta la CIC en su escrito al juez.

“En la medida en que ha quedado acreditado que contaron con relevante información (suministrada por el equipo de inspección) que no solo desaconsejaba encarecidamente la OPS sino que expresa y reiteradamente advertía sobre la inviabilidad de la estructura diseñada para la salida a Bolsa y sobre el importantísimo quebranto patrimonial que se iba a causar a preferentistas, accionistas y a todos los contribuyentes en general de continuar adelante con dicha operación”, expone la acusación popular en el escrito dirigido al juez.

Las peticiones de imputación afectan al exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez; al actual subgobernador, y entonces vicepresidente de la CNMV, Fernando Restoy; al expresidente de la Comisión Nacional del Meracado de Valores Julio Segura; a Pedro Comín, entonces superior del inspector Casaus, y principal destinatario de sus correos; al entonces coordinador de inspección del Banco de España Mariano Herrera; al exdirector del departamento de cajas en el supervisor, Pedro González; al que era director de inspección, Jerónimo Martínez Tello; y al exsubgobernador Javier Aríztegui.

La CIC ya presentó una petición de imputación en junio contra Fernández Ordóñez, Restoy, Martínez Tello y Aríztegui, que el juez Andreu denegó y la sala acaba de desestimar en contestación al recurso presentado por la acusación popular.

La organización que preside Postigo considera que las peticiones de imputación tienen más recorrido ahora a la luz de unos correos que probarían que el Banco de España era perfectamente consciente del riesgo que se corría con la salida a Bolsa de Bankia, entidad que terminó requiriendo un rescate público de 22.500 millones de euros.

Normas