Inversión

Los bajos tipos presionan para la fusión de gestoras de fondos

La integración de Janus Capital y Henderson dará lugar a un grupo con 285.000 millones de activos bajo gestión

tipos de interés
El consejero delegado de Janus Capital, Richard Weil.

Las gestoras de fondos de inversión tienen que reinventarse. Con la perspectiva de un horizonte de bajos tipos de interés durante un periodo largo, las comisiones que cobran por administrar las inversiones de sus clientes están menguando. Además, las estrategias de gestión pasiva –basadas en replicar índices de acciones o de bonos a muy bajo coste–, están creciendo con fuerza, lo que añade más presión a sus fuentes de ingresos.

Una de las fórmulas para salir adelante en este entorno desafiante es ganar tamaño. Y eso es justo lo que anunciaron ayer la gestora británica Henderson y la estadounidense Janus Capital. Ambas firmas de inversión han acordado fusionarse, en una operación que dará lugar a un grupo con 320.000 millones de dólares (285.000 millones de euros). Estas dos compañías intentan con esta operación reactivar el crecimiento en activos bajo gestión y hacer crecer los beneficios, según explicaron en un comunicado. Las sinergias previstas están cifradas en 110 millones de dólares.

El grupo resultante de la fusión se llamará Janus Henderson Global Investors, y tendrá un valor de mercado de alrededor de 6.000 millones de dólares.

La fusión se completará en el segundo trimestre de 2017. La nueva compañía tendrá residencia fiscal en Reino Unido, y cotizará en la Bolsa de Nueva York. El nuevo grupo tendrá 2.300 empleados y estará presente en 29 países. El 54% de sus activos bajo gestión estarán en Estados Unidos, el 31% en Europa y Oriente Medio y el 15% en Asia.

El grupo conjunto tendrá un nivel de ingresos superior a los 2.200 millones de dólares, y un beneficio antes de impuestos y amortizaciones (Ebitda) de más de 700 millones de dólares.

El impacto de las políticas de bajos tipos de interés es más evidente en los bancos o en las compañías de seguros, pero las gestoras de fondos también se verán afectadas. El consejero del Banco Central Europeo (BCE), Benoît Cœuré, apuntaba en un discurso en julio que con los tipos negativos hay muchos fondos de inversión monetarios que no pueden mantener su valor, lo que acaba afectando a las comisiones que cobran las gestoras.

  • La amenaza de la gestión pasiva

En paralelo a la caída de los tipos de interés, la gestión activa ha ido perdiendo terreno frente a la pasiva. En Estados Unidos, más de un tercio del dinero canalizado a través de fondos de inversión está en estrategias indexadas, que generan muchas menos comisiones que la gestión tradicional.

La fusión anunciada ayer es la punta de lanza de un proceso de concentración que se espera en el sector. Analistas de la firma Jefferies apuntaban en una nota para inversores que “a partir de ahora estaremos pendientes de nuevos movimientos de consolidación en el sector de las gestoras”.

La operación fue muy bien recibida por el mercado y las acciones de Henderson llegaron a subir más de un 20% durante la jornada de ayer. Las cotizaciones de otras gestoras de activos también subieron al calor de la fusión, como el caso de Jupiter o Aberdeen.

“Esta apuesta por el aumento de tamaño puede desencadenar una ronda de posibles fusiones que afecten a otras gestoras de activos, como es el caso de Jupiter”, apuntan desde la firma Cantor Fitzgerald.

En Europa, Unicredit sigue buscando compradores para su gestora de fondos Pioneer. Tras frustrarse el acuerdo de fusión con Santander Asset Management, varias firmas han mostrado su interés por integrar sus operaciones con la firma con sede en Dublin. Entre los principales candidatos destacan la aseguradora Generali, la gestora francesa Amundi (propiedad de Crédit Agricole) y un consorcio liderado por Poste Italiane.

Normas
Entra en El País para participar