El marco laboral de la banca

Unacc y los sindicatos preacuedan el convenio de rurales sin Cajamar

Rurales y cooperativas de crédito disfrutarán de un alza salarial del 4,5% en el periodo 2015 a 2018

Afrontarán la creación de una nueva escala salarial inferior a las existentes

Edificio de Cajamar en Madrid
Edificio de Cajamar en Madrid

El sector financiero afronta el fin de un ciclo de cierta provisionalidad en el marco que rige sus condiciones laborales. Un año y nueve meses después de que vencieran los últimos convenios colectivos del sector, y tras alcanzarse nuevos pactos en los últimos meses para el segmento de bancos y cajas de ahorro, un principio de acuerdo alcanzado ayer entre patronal y sindicatos promete dotar de renovadas condiciones laborales a las cajas rurales y cooperativas de crédito.

El consenso en torno al nuevo acuerdo dista, sin embargo, de ser total debido al pulso abierto entre la patronal tradicional de ramo, Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc), y la creada por Cajamar al escindirse, Asemecc (Asociación Empresarial Española de Cooperativas de Crédito).

La negativa de la primera a admitir que el nuevo marco laboral cubra a los trabajadores del Banco Cooperativo de Crédito (BCC) creado por Cajamar, ha terminado llevando a Asemecc a levantarse de la mesa.

Finalmente, fuentes sindicales indican que el principio de acuerdo ha sido secundado por Unacc (que compone el 60% del sector) así como por las dos grandes centrales sindicales del ramo, CC OO (con el 66%) y UGT (con el 33%).

La firma del texto definitivo ha sido fijada para el 11 de octubre. Para dar margen, las partes han acordado volver a prorrogar su convenio colectivo, vencido el 31 de diciembre de 2014 y que había venido siendo ampliado hasta el próximo sábado 30 de septiembre, hasta finales del próximo mes.

Aunque Asemecc siga sin firmarlo, el grueso de las entidades de Cajamar adscritas a esta nueva patronal quedará cubierta por un convenio que va dirigido al sector.

Quedarían fuera, eso sí, los 785 trabajadores del Banco Cooperativo de Crédito, que suponen el 4% de un sector de 18.000 empleados. Fuentes sindicales avanzan, no obstante que siempre habría la opción de negociar su adhesión al nuevo convenio.

El principio de acuerdo del convenio ha puesto la mira en el acuerdo ya alcanzado en el segmento de los bancos y recoge una subida salarial para el periodo 2015 a 2018 prácticamente similar, hasta rozar del 4,5% frente al 2,25% de partida de las cajas.

Fuentes conocedoras de su contenido, detallan que la subida salarial para los cuatro años es, de hecho, del 4,5%, pero la media baja ligeramente al ser el alza de los trienios del 2,38%.

El convenio, como ya se hiciera en el de bancos y en el de cajas, también recoge la creación de una nueva escala salarial por la parte baja, con un 85% del salario original el primer año, y el 90%, el segundo.

Otro hito clave del acuerdo es que reconoce los acuerdos individuales de las entidades que sustituyen la apertura de los sábados por la de los jueves por la tarde.

Normas