Turismo

Barceló compra el touroperador de grandes viajes Catai

La compra está sujeta a la aprobación definitiva por parte de los organismos regulatorios, y sigue a la adquisición en diciembre de 2015 de Special Tours.

Imagen del Taj Majal en Agra (India)
Imagen del Taj Majal en Agra (India)

Barceló Viajes ha reforzado su estrategia de especialización con la compra de Catai, una de las mayoristas de referencia en el mercado de grandes viajes en España. Una operación que cierra un año de movimientos corporativos para la empresa dirigida por Gabriel Subías, tras las adquisiciones de Special Tours e Ilunion Viajes.

La división de viajes del grupo Barceló ha alcanzado un acuerdo para adquirir Catai, mayorista especializada en viajes de larga distancia propiedad al 50% entre sus fundadores, la familia Torres, y el fondo de capital riesgo Corpfin, que entró en su accionariado en 2007 tras adelantarse a otros competidores entre los que estaba Orizonia, entonces dirigida por Subías. La entrada de Corpfin supuso valorar la compañía en 70 millones de euros.

Catai, fundada en 1980, programa viajes por los cinco continentes, entre los que destaca destinos como sudeste asiático, India, EE UU, Perú, Costa Rica, Argentina, Escandinavia y viajes de safari. El turoperador comercializa sus programas en cerca de 4.500 agencias de viaje y con unos 45.000 viajeros al año y, según desvelaron el viernes ambas empresas, prevé mantener su actual operativa, así como su plantilla, formada por 145 trabajadores.

Catai prevé cerrar el año con una facturación de 105 millones de euros, por encima de los 73 millones registrados en 2014, último ejercicio disponible en el Registro Mercantil y en el que se anotó un beneficio neto de 869.582 euros, superior a los 66.056 euros de un año antes. Con todo, finalizó el ejercicio con un fondo de maniobra negativo de 313.348 euros y su deuda financiera se situó en los 22,26 millones. El grupo Barceló cerró el ejercicio pasado con una facturación de 2.480 millones de euros, de la que 1.300 millones correspondieron a su división de viajes.

Barceló Viajes suma así un nuevo turoperador a una lista engrosada por LaCuartaIsla –que también opera grandes viajes–, Quelónea, Jolidey, Viva Tours, LePlan, LeSki, LeMusik, Special Tours y Jotelclick, así como la compañía aérea Evelop y el receptivo Turavia.

La adquisición, de la que no se ha hecho público el importe, está a la espera aún de la aprobación de las autoridades de la competencia. En las cuentas de 2014, Catai apuntaba que su cuota de mercado se elevó y que registró un incremento del número de operaciones superior al del mercado emisor español.

La industria de las agencias de viajes ha experimentado en los últimos años una auténtica transformación en España. Las desapariciones de Orizonia y del grupo Marsans, tras la entrada de ambos grupos en concurso de acreedores, han sido las más significativas.

Entre los turoperadores mayoristas, la crisis de Marsans supuso el cierre de Mundicolor, mientras que Club de Vacaciones colgó el cartel de cerrado tras la crisis de Spanair. La crisis también produjo el cierre de las mayoristas Transhotel y Nobeltours.

Con todo, también en los dos últimos años se han producido operaciones de consolidación en el sector, como la compra de la tecnología de Transhotel por parte de Destinia, o las marcas Mundicolor y Trapsatur por Gowaii.

Normas