Política monetaria

Sin sopresas: el BCE mantiene los tipos de interés en el 0%

La autoridad monetaria mantiene su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0 %

También ha mantenido la tasa de interés a los depósitos de los bancos a un día en el -0,40 %

BCE
Sede del BCE en Francfort REUTERS

No ha habido sorpresas en cuanto a los tipos de interés se refiere. El Banco Central Europeo no los ha tocado, tal y como pronosticaba la mayoría de los analistas. El BCE ha dejado el precio del dinero en la zona euro en el mínimo histórico del 0%. Asimismo, el BCE también decidió dejar inalterada la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,25. Y también ha mantenido la tasa de interés a los depósitos de los bancos a un día en el -0,40%.

El consejo de gobierno del BCE se ha reunido tras conocerse estos días una batería de datos macro que habían dividido a los expertos sobre las medidas que podría tomar hoy el presidente del organismo, Mario Draghi. Finalmente, el banquero italiano ha reiterado su disposición a extender el programa de compra de deuda más allá de marzo de 2017 "si fuera necesario".

El BCE dijo que va a mantener la comprar deuda pública y privada de la zona del euro por valor de 80.000 millones de euros mensuales hasta marzo de 2017 o “hasta una fecha posterior si fuera necesario”, hasta que observe un ajuste de la inflación compatible con su objetivo, que es una tasa algo por debajo del 2%. La inflación de la zona euro persiste en niveles bajos cercanos al 0%.

La autoridad monetaria prevé que sus tipos de interés oficiales “se mantengan en los niveles actuales, o en niveles inferiores, durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de nuestras compras netas de activos”.

El BCE ha preferido esperar y ver el efecto de las medidas no convencionales de política monetaria acordadas los pasados meses. El economista jefe del Banco alemán de Crédito para la Reconstrucción y el Desarrollo (KfW), Jörg Zeuner, había dicho que “la zona del euro está en una fase de auge de precaución”, según informa Efe. Numerosas “incertidumbres políticas lastran la evolución económica con fuerza”, según Zeuner, que menciona, entre otras, la situación en Turquía, la tensión en Ucrania, el retraso en la formación de Gobierno en España tras las últimas elecciones de junio pasado o la convocatoria del referéndum sobre la reforma institucional en Italia previsto para la última parte del año.

KfW destaca que dentro de la zona del euro existen grandes divergencias en el crecimiento entre los diferentes países: entre las grandes economías crecen Alemania y, especialmente, España de forma muy dinámica, mientras que Francia e Italia se estancan.

En el caso de Italia se unen los problemas causados por una recesión de más de tres años, la ralentización de la recuperación del mercado laboral, una caída de las inversiones del 30 % respecto a 2008, antes de la crisis, y pocos avances en la producción desde hace 20 años, añade Zeuner. Además, los bancos italianos tienen una gran cantidad de créditos problemáticos, según el experto.

Será en las reuniones de octubre o de diciembre cuando el BCE decida prolongar su programa expansión cuantitativa.

El BCE presta actualmente dinero a los bancos de la zona del euro al 0% en las operaciones semanales de refinanciación y les cobra un 0,4% por los depósitos, por el exceso de reservas.

La entidad monetaria europea comenzó a comprar deuda pública y privada de los países comparten el euro en marzo del año pasado por un volumen de 60.000 millones de euros. En abril comenzó a ampliar las compras de bonos por un valor de 60.000 millones de euros mensuales. Desde junio el BCE también adquiere deuda corporativa de empresas de la zona del euro con grado de inversión, también aseguradoras.

Normas