Actualizaciones mucho más rápidas
Con Android 7.0 Nougat, las actualizaciones no impiden que sigamos usando el móvil

Con Android 7.0 Nougat, las actualizaciones no impiden que sigamos usando el móvil

Hasta Android 7.0 Nougat, todas las versiones anteriores del sistema operativo móvil de Google pecaban exactamente de lo mismo: un muy largo tiempo de espera en las actualizaciones, durante el cual no se puede utilizar el dispositivo que está siendo actualizado. Y sin embargo, con su versión más reciente la compañía de Mountain View ha lanzado una 'discreta' novedad que rompe por completo con este problema. Sencillamente, ahora Google ha reducido de manera drástica el tiempo en que sus dispositivos son 'inútiles' porque están siendo actualizados. Ya no es necesario 'optimizar aplicaciones'.

Android 7.0 Nougat ha modificado por completo las actualizaciones del sistema, ahora son más rápidas y el tiempo en que el móvil es 'inservible' es mínimo

De la mano de Android 7.0 Nougat la compañía de Mountain View ha modificado el sistema de actualización de sus dispositivos para que la descarga de los archivos correspondientes se lleve a cabo en segundo plano y la instalación de tantos cuantos sea posible también. De esta manera, el proceso de actualización, con instalación incluida, para el usuario se reduce a una espera en que ningún cambio es notable, que continúa con un proceso de reinicio rápido y concluye con el arranque directo del dispositivo.

Con Android 7.0 Nougat, las actualizaciones no impiden que sigamos usando el móvil

Hasta ahora, las actualizaciones OTA -Over The Air- requerían que la instalación de archivos se produjera nada más descargarlos, estos sí en segundo plano, y en un proceso que no permitía utilizar el terminal. El proceso de instalación en primer plano era mucho más largo en tiempo y no permitía la utilización del dispositivo. Y por otro lado, era más largo el tiempo de espera, también, porque se tenían que 'optimizar las aplicaciones' después del reinicio correspondiente.

Con este cambio, explicó la compañía de Mountain View en la presentación de Android 7.0 Nougat, se reduce de forma considerable el tiempo en que el usuario no puede utilizar el dispositivo. De esta forma, además de mantener el dispositivo siempre disponible para el mismo, se impide que se dejen de actualizar los equipos por estas cuestiones. Y es que, como Google ha explicado en múltiples ocasiones, es crucial para la seguridad que se instalen las actualizaciones tan pronto como estén disponibles.

Normas