Multa fiscal

Apple sólo pagó un 0,005% en impuestos en 2014

Bruselas reclama 13.000 millones a la compañía por impuestos no pagados en Irlanda

Atlas

La Comisión Europea ha urgido al Gobierno de Irlanda a reclamar 13.000 millones de euros a Apple por el acuerdo fiscal mediante el cual la compañía estadounidense pagaba en dicho mercado los impuestos por sus beneficios en Europa. El ejecutivo comunitario obliga al pago también de los intereses.

Al considerar que este acuerdo no se ajusta a la regulación comunitaria, la Comisión ha pedido al Gobierno irlandés que recupere ese dinero.

La investigación llevada a cabo por la Comisión Europea se inició en 2014, capitaneada por el entonces comisario de Competencia, el español Joaquín Almunia. El proceso concluye ahora señalando que la empresa fundada por Steve Jobs con la que ha concluido que la compañía se benefició de un acuerdo con Irlanda que redujo "sustancial y artificialmente" la tasa de impuestos abonada desde 1991. "Este acuerdo es ilegal bajo las reglas de ayudas estatales en la UE", ha señalado el ejecutivo comunitario en un comunicado.

APPLE INC. 194,34 -4,95%

La reclamación por estos impuestos señala al periodo entre 2003 y 2014. La investigación de la Comisión Europea señala que la tasa efectiva de imposición a Apple fue del 0,05% al comienzo del periodo y fue descendiendo hasta el 0,005% en 2014.

La reclamación por impuestos no pagados es la mayor de la historia de la Unión Europea por delante de la devolución de 1.400 millones exigida a EDF.

  • La forma de funcionar de Apple en Europa

El comunicado publicado por el ejecutivo comunitario señala que la empresa estadounidense dirige su negocio comercial y productivo en Europa a través de dos filiales: Apple Sales International y Apple Operations Europe. Ambas sociedades contaban con acuerdos similares de tributación en Irlanda.

Según explica la Comisión, estas sociedades estaban constituidas con una matriz que no existía más que sobre el papel y a la que se destinaban buena parte de los beneficios, que no tenía tributación en ningún estado. De esta forma, la base imponible en Irlanda era solo una pequeña porción de sus ganancias.

La Comisión Europea pone como ejemplo el ejercicio 2011. Durante este año la sociedad Apple Sales International obtuvo unos beneficios de 22.000 millones de dólares (16.000 millones de euros), aunque los impuestos solo afectaban a 50 millones de este total, por lo que pagó menos de 10 millones de euros. A partir de ese año, los beneficios continuaron creciendo pero la tasa de impuestos cayó, hasta el 0,005%.

El Gobierno irlandés ha señalado tras conocerse la solicitud de la Comisión Europea que tiene intención de recurrir el dictamen que le obliga a reclamar a Apple esta cantidad de impuestos no abonados. Michael Noonan, ministro de Finanzas irlandés, expresó su desacuerdo con la decisión de las autoridades comunitarias.

“Esto es necesario para defender la integridad de nuestro sistema fiscal, aportar certeza fiscal a los negocios y desafiar la usurpación de las reglas de ayuda comunitarias en la competencia fiscal de un Estado miembro soberano”, agregó el ministro. “Es importante que enviemos un fuerte mensaje de que Irlanda continúa como un lugar atractivo y estable” para la inversión de largo plazo, indicó Noonan.

En estas circunstancias, Apple ha anunciado que también apelará ante los tribunales, asegurando que “confía en que la decisión sea anulada”. La firma insiste en que cumple la ley y paga impuestos en todos los sitios donde tiene operaciones.

En un comunicado, la empresa de la manzana ha indicado que la Comisión Europea ha lanzado un esfuerzo para reescribir la historia de Apple en el Viejo Continente, ignorando las leyes fiscales de Irlanda. La compañía señala que el caso abierto por Bruselas no es sobre cuantos impuestos paga Apple, sino sobre cómo el Gobierno cobra los impuestos.

Apple advierte que la decisión de Bruselas tendrá un fuerte impacto sobre la inversión y la creación de empleo en Europa.

A mediodía, las acciones de Apple caen cerca de un  1% a la apertura del Nasdaq. 

La factura de 13.000 millones por impuestos no pagados en la UE que reclama Bruselas supone en torno a un 6,2% de los ingresos registrados por Apple en su último ejercicio fiscal, concluido a final de septiembre pasado. De igual forma, la cifra de la reclamación supone cerca del 27% del beneficio neto registrado en ese año.

La reclamación a Apple puede profundizar el enfrentamiento entre EE UU y la UE. La administración estadounidense ha criticado la campaña de Bruselas contra las multinacionales norteamericanas y ha acusado a la UE de proteccionismo.

Así, Bruselas investiga a Amazon y McDonald’s por posibles impuestos no pagados en Luxemburgo, mientras que Starbucks deberá devolver 30 millones de euros a Irlanda por este concepto.

En esta línea, la compañía sueca Atlas Copco deberá pagar 300 millones de euros en Bélgica.

Al mismo tiempo, supone el 6,2% del total de la tesorería de la empresa de la manzana al cierre del último trimestre. Apple contaba con 231.520 millones de dólares entre liquidez y equivalentes, inversiones a corto plazo e inversiones a largo plazo.

Normas