Previsiones del mercado

Claves de un verano espinoso para las Bolsas

Los coletazos del ‘brexit’, los bancos centrales y la crisis de la banca italiana marcarán el paso. En España, la atención se centra en la formación de Gobierno, que se presume complicada

Bolsa
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney.

Si el comienzo del verano vino cargado de emociones fuertes para los mercados, con el inesperado brexit, el complicado resultado de las elecciones en España, la rebaja de las estimaciones de los resultados empresariales y la oleada de atentados terroristas, en lo que resta de época estival las Bolsas no se librarán de afrontar varios eventos, algunos previsibles, que resultarán clave.

  • Banco de Inglaterra

El que más expectación suscita entre los inversores y analistas es sin duda la reunión el próximo 4 de agosto del Banco de Inglaterra, después de que la institución que dirige Mark Carney decidiera mantener intactos los tipos de interés en julio y el programa de compras de deuda (contra todo pronóstico) pese al shock por el resultado del referéndum británico a favor de abandonar la Unión Europea, que amenaza con golpear el crecimiento económico en Reino Unido y otros países del entorno. Ahora el consenso espera que la batería medidas de estímulo para atajar el desafío que supone el brexit se anuncie sin más tardar este mes. El propio Banco de Inglaterra señaló en su última acta que “la mayoría de los miembros del comité esperan que la política monetaria se suavice en agosto”. En opinión de Victoria Torre, jefa de análisis y producto de SelfBank, “no quedó tan claro si la entidad está dispuesta a tomar medidas dado que quitó hierro a lo que había pasado y está esperando a ver con más claridad el impacto del brexit”. La analista sostiene que “el escenario central es que haga algo, pero si no lo hace no debería hundir mucho las Bolsas porque ya se ha visto que en julio no hizo nada y no fue ningún cataclismo”. Precisa que dependerá, en todo caso, de los indicadores económicos que se vayan conociendo hasta la cita. “Si los datos que vayan saliendo son malos y no hay medidas, en el mercado sí podría haber una mayor decepción”.

  • Crisis de la banca italiana

Otro foco de gran incertidumbre es la crisis de la banca italiana, que con 350.000 millones de euros de créditos en mora está pendiente de concretar un rescate. Sobre la mesa hay dos opciones: que el Gobierno de Matteo Renzi solicite el rescate del sector financiero como hizo España en 2012 y el dinero (se calcula que son necesarios en torno a 40.000 ó 50.000 millones de euros) lo ponga Europa, o que sea el propio Estado italiano el que salve a su banca con ayudas públicas, una fórmula que no está permitida por la Comisión Europa pero que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dio a entender que aceptaría.

  • Formación de Gobierno en España

En el caso de España, la atención se centra en la formación de Gobierno, que de nuevo se presume complicada ante las posiciones de los diferentes partidos políticos tras designar el Rey a Mariano Rajoy como candidato a la investidura. El líder del PP ya ha comunicado que se queda sin vacaciones y tratará durante el mes de agosto de seguir negociando para conseguir apoyos.

  • Fed y BCE

Ya en septiembre, la Reserva Federal (Fed) de EE UU volverá a debatir sobre los tipos de interés, cuya subida se podría adelantar a ese mes a tenor de la fortaleza del mercado laboral y el robusto crecimiento de la economía del país. También el BCE celebrará una reunión, en la que ya tendrá una perspectiva mucho más clara de cómo el brexit habría afectado a la economía de la eurozona.

  • Petróleo

Asimismo, los mercados no perderán de vista la evolución de los precios del petróleo, que en apenas unas sesiones ha pasado de mantenerse cómodamente en torno a los 50 dólares el barril a desplomarse hasta rozar los 40 dólares por las renovadas dudas sobre la debilidad de la demanda.

  • Atentados terroristas

Por otro lado, el mundo está pendiende de posibles ataques terroristas que de ser especialmente duros “podrían afectar y dar la vuelta a los mercados”, considera Victoria Torre, de SelfBank.

Normas
Entra en El País para participar