Tendencias

Adelgazar puede ser todo un placer

Hotel Healthouse Las Dunas, la clínica Buchinger o Wellness SHA, para perder peso de vacaciones.

Healthouse Las Dunas
Patio que da entrada al edificio principal del Healthouse Las Dunas.

Hay quien las percibe como clínicas –cuentan con equipos médicos, expertos en nutrición– y otros, como hoteles de lujo –enormes habitaciones con vistas al mar, con todo tipo de servicios exclusivos y la atención más exquisita–, pero quizás lo más correcto sea considerarlas ambas cosas a la vez.

Si puede permitirse un tratamiento como estos, adelgazar aquí deja de ser un tormento para convertirse en disfrute. Bienestar y salud todo en uno.

Perder peso en un entorno envidiable es el gran reclamo del Hotel Healthouse Las Dunas, un cinco estrellas gran lujo situado en Estepona, lindando con Marbella. Su oferta se centra en una estrecha supervisión médica y nutricional y, muy importante, una oferta gastronómica saludable pero basada en alta cocina. Es decir, aquí sentarse a la mesa es de todo menos aburrido.

Proponen tres comidas principales muy variadas, más un refuerzo a media mañana y media tarde que consiguen tener bajo control el hambre (y la ansiedad) de quienes se encuentran en tratamiento.

Hacer dieta aquí deja de ser un tormento para convertirse en disfrute

Cualquier programa –también puede optar por una dieta detox o antiestrés en habitaciones equipadas con colchones inteligentes o antitabaco– comienza siempre con una consulta con el equipo liderado por la doctora Ana María Parra para plantear los tratamientos personalizados, y otras citas posteriores para ajustarlos.

Además, no se pierde de vista que el objetivo es aprender a alimentarse. Para ello incluso se acompaña al cliente a supermercados de la zona para enseñarles a hacer la compra.

¿Y al finalizar? El seguimiento se puede realizar en alguna tienda Naturhouse, ya que este hotel pertenece a la familia Revuelta, accionistas de referencia de ese grupo empresarial.

En sus 40.000 m2 hay lugar para todo tipo de instalaciones para tratamientos y belleza (por supuesto con un spa), ejercicio (gimnasio y sala de máquinas), zonas comunes, un edificio principal y 32 apartamentos familiares.

SHA Wellness Clinic
En SHA Wellness Clinic, la dieta es siempre macrobiótica, con productos orgánicos.

Y es que en este complejo de salud piensan en los problemas de sobrepeso también de los niños. De hecho, esta temporada estrenan Fit & Fun, un programa específico que busca reeducar nutricionalmente tanto al menor como a su entorno familiar mientras disfrutan de las vacaciones.

En este hotel podrá encontrar más de una cara conocida que viene a ponerse en forma, pero no a tantas como lleva a gala atender la clínica Buchinger, especializada en ayuno terapéutico y situada muy cerca, en Marbella.

Con instalaciones también de lujo –53 habitaciones individuales y 48 habitaciones dobles, distribuidas entre la casa principal y el nuevo edificio Villa María–, ofrecen programas de distinta duración (el ideal es de 21 días) supervisados por profesionales que buscan depurar cuerpo y mente mediante un ayuno progresivo –unas 250 kilocalorías diarias en forma de zumos de frutas recién exprimidas y caldos vegetales–, masajes, tratamientos y ejercicio.

Para quien no quiera o no pueda ayunar, ofrecen también cocina ecológica integral con dietas hipocalóricas desde 800 kilocalorías hasta una alimentación integral de 2.000 kilocalorías.

Si quiere un toque más sofisticado quizás el centro de wellness SHA, en Alicante, sea una buena opción. Un hotel cinco estrellas cerca de Altea (Comunidad Valenciana) del que saldrá días después absolutamente renovado, tanto si busca rejuvenecer, dejar de fumar o relajarse, como si su objetivo es la pérdida de peso. 

En este último caso, utilizan un programa de control de peso basado en principios macrobióticos modernos y terapias naturales milenarias, creado por Michio Kushi, artífice del método SHA.

Alta gastronomía compatible con pocas calorías

Ejemplo de plato servido en los menús saludables.
Ejemplo de plato servido en los menús saludables.

Los menús del Healthouse Las Dunas llevan la firma del chef Andoni Luis Aduriz, dos estrellas Michelin gracias a su restaurante Mugaritz. Tras años de investigación en nutrición saludable, este reconocido cocinero ha sido capaz de diseñar menús de cuartro platos, postre incluido, que no superan las 380 calorías.

Si eso ya es una hazaña, pasa a ser heroica si el resultado además son platos exquisitos de alta cocina, que tienen poco que envidiar a los que se degustarían en un restaurante en el que no se controlen las calorías.

Para ello, productos locales, elaboraciones que no requieren grasa ni azúcar –dos elementos prohibidos– y la ayuda de productos dietéticos de la marca Naturhouse, vinculada a los dueños.

Normas