Turismo de salud

Los mejores hoteles para dejar de fumar

Las terapias para abandonar la adicción al tabaco se popularizan en los alojamientos turísticos.

Hotel Puente Viesgo, en pleno valle del río Pas (Cantabria), cuyo origen se asociaa la existenciade un manantial.
Hotel Puente Viesgo, en pleno valle del río Pas (Cantabria), cuyo origen se asociaa la existenciade un manantial.

Suele ocurrir cada septiembre y enero. Muchos fumadores se plantean dejarlo. Nadie dice que sea una tarea amable, pero cortar este vicio en un confortable hotel de cuatro estrellas y, de paso, aprovechar para hacer turismo y darse algún que otro homenaje gastronómico suena mucho menos duro, ¿verdad?

En España, muchos hoteles ya incorporan terapias antitabaco, dada su creciente demanda, lo que tiene mucho que ver con esa tendencia actual a la vida saludable, pero también con la ley antitabaco. Una norma que, tras siete años de vigencia, ha propiciado que un millón de personas abandonen esta adicción.

Acupuntura, masajes, aerosoles, homeopatía y circuitos termales son los tratamientos más usados para hacer el trance más llevadero a los adictos. Los hoteles suelen compaginar estos servicios con escapadas de naturaleza o culturales. Su enclave privilegiado lo propicia, ya que en muchas ocasiones los establecimientos están a tiro de piedra de parques naturales, del mar o de poblaciones con gran patrimonio artístico y gastronómico. Les proponemos cuatro, dos en Galicia, una en Cantabria y otra en Cataluña.

Acupuntura, aerosoles, masajes y fisioterapia respiratoria, junto a la técnica hidrotermal, son los tratamientos más eficaces

En pleno corazón de la ría de Arosa, el Hotel Eurostars Isla de la Toja es un buen candidato para pasar esos primeros días –los peores– en el entorno natural del pueblo de El Grove. Este cuatro estrellas de 100 habitaciones cuenta con un programa que busca recuperar las vías respiratorias e “iniciar un nuevo estilo de vida saludable”.

Nada más llegar, un equipo médico atiende en consulta al visitante, quien programa a su gusto la aplicación de las tradicionales técnicas hidrotermales, cuyos circuitos incorporan la más moderna tecnología. La aguas de este enclave, ricas en minerales (calcio, magnesio, hierro), tienen propiedades terapéuticas que favorecen la reparación de los tejidos dañados por la nicotina.

La aerosolterapia, con agua mineromedicinal, es otra de las técnicas más empleadas, junto a las relajantes y la actividad física personalizada, para combatir los síntomas psicológicos.

Una vez allí, sería un error no visitar Combarro, un pintoresco pueblo costero, las islas de Ons y Cíes y la impresionante playa de la Lanzada.

Balneario Mondariz (Pontevedra) es un icono de la cultura termal, por donde han desfilado múltiples personajes, como Rockefeller e Isabel de Borbón, artistas, literatos, políticos..., en busca de sus aguas mineromedicinales, descubiertas en el siglo XIX.

En este complejo hotelero, con 140 años de historia, hoy integrado por un exclusivo balneario, circuito celta, centro termolúdico–el Palacio del Agua–, un hotel de cuatro estrellas y un campo de golf de 18 hoyos, es casi imposible no olvidarse del tabaco.

Piscina de flotación en el Gran Hotel Puente Viesgo.
Piscina de flotación en el Gran Hotel Puente Viesgo.

Su programa dura de cinco a nueve días e incluye la hidropínica (bebida de agua mineromedicinal), inhalaciones y nebulizaciones para vías respiratorias, bañera de hidromasaje con aceite de eucaliptus (15 minutos),ducha circular (6 minutos), masajes para mejorar la microcirculación regular y la relajación de los músculos, o la fisioterapia respiratoria.

Las técnicas son prescritas por el médico, que también puede recomendar el uso de fármacos. Los tres majestuosos edificios del siglo XIX del complejo merecen una visita, pero también hay que ver las fuentes de Gándara y Troncoso o acercarse a Vigo, a solo 20 kilómetros. 

Una semana dura la terapia antitabaco del Gran Hotel Puente Viesgo (Cantabria). Miriam Gutiérrez, la directora médica, opina que es “lo mínimo para conseguir el objetivo, aunque se puede ampliar”. En este establecimiento de lujo, la homeopatía, para desintoxicar y drenar; la auriculoterapia (descargas en la oreja), aerosoles y la hidroterapia son la base del tratamiento. Pasear por la Vía Verde del río Pas, visitar la Cueva de las Monedas o el parque natural de Cabárceno son los planes más recomendables.

En Caldes de Boi Balneari (Lérida) también se utilizan la acupuntura auricular, la mesoterapia, el ejercicio físico, las técnicas de balneoterapia y la alimentación como desintoxicantes para superar la adicción. La terapia también incluye los beneficios de los vapores de las estufas naturales de aguas sulfuradas (grutas naturales) de Caldes, masaje bajo la ducha, masaje hindú, aerosoles e inhaladores, así como fisioterapia respiratoria.