Resultados bancarios

Bankia mantendrá el dividendo pese a la caída de beneficios

Bankia retrasa su plan estratégico a 2017 por las incertidumbres del mercado y regularorias

Los accionistas recibirán como mínimo 300 millones de euros

GRA023. MADRID, 22072016.- El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, durante la rueda de prensa en la que ha informado sobre los resultados de la empresa que obtuvo un beneficio neto de 481 millones de euros en la primera mitad del ejercicio, un 13,4 % menos que un año antes.,
GRA023. MADRID, 22/07/2016.- El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, durante la rueda de prensa en la que ha informado sobre los resultados de la empresa que obtuvo un beneficio neto de 481 millones de euros en la primera mitad del ejercicio, un 13,4 % menos que un año antes., EFE

Bankia ha retrasado la presentación de su plan estratégico a tres años, previsto para 2016 a 2018, pese a ello, el banco pretende, como mínimo, mantener el dividendo. Así lo ha confirmado el consejero delegado de Bankia, José Sevilla.

El directivo considera “sostenible” que la entidad mantenga el dividendo en el valor del año pasado, cuando abonó unos 300 millones de euros a los accionistas (el Estado en su mayoría) por este concepto, Sevilla apuntó que el objetivo de mantener la remuneración al accionista se producirá aunque el beneficio continúe en la línea de descenso sufrida hasta junio, cuando bajó un 13,4%.

En esta línea, sostuvo que el pay out de la entidad, que se sitúa en el 30%, es “prudente”, por lo que “admite márgenes de mejora”, ya que el ratio de capital sigue creciendo. Sin embargo, rechazó hacer consideraciones sobre el dividendo a medio y largo plazo, algo que debe recogerse en un nuevo plan estratégico, ya que considera que todavía hay incertidumbres regulatorias sobre el sector que no permiten una estabilidad normativa en relación con las exigencias de capital.

El banco ha decidido retrasar hasta el año que viene la comunicación de los objetivos de su plan estratégico a la espera de que se aclaren las incertidumbres regulatorias que pesan sobre el sector. Trasladar estas metas al mercado en 2016 “es complicado” debido a las “incertidumbres” que todavía persisten respecto a las definiciones en ratio de capital o en coeficientes que los bancos tienen que mantener en el medio y largo plazo. “Hay un compromiso del Banco Central Europeo (BCE) de aclarar este año las reglas de capital”, subrayó.

 Sobre los ajustes que está acometiendo la banca para compensar la presión sobre los márgenes ante los bajos tipos de interés Sevilla avanzó que la entidad no llevará a cabo recortes adicionales en su red de oficinas ni en su plantilla, ya que da por hecho el ajuste tras la reestructuración de 2013 en la que cerraron una de cada tres sucursales y el número de trabajadores quedó reducido a 13.500 desde los 20.500 anteriores.

Bankia, de hecho, firmó la paz laboral con los sindicatos el pasado miércoles. Firmaron un acuerdo laboral en el que incluso se regulan las tardes que deben trabajar, un escollo que llevó a los sindicatos a buscar el arbitraje y a realizar protestas.

 “Ese gran ajuste lo hemos realizado y lo damos por hecho. No vamos a acometer acciones adicionales”, manifestado el número dos de Bankia. no obstante, sí que ha reconocido que en el futuro habrá menos oficinas debido a la digitalización del sector, lo que contribuirá al ahorro de costes.

 Sevilla ha insistido en que el nivel de eficiencia que tiene Bankia a día de hoy “compara bien” con el de sus competidores, por lo que mantiene “cierta tranquilidad”, pero ha señalado que el nivel de gasto de una entidad “tiene que ser acorde con el nivel de la situación del sector y de los tipos de interés”.

 “Con nuestra situación podemos mantener la trayectoria de ligero descenso de los gastos y no acometer acciones adicionales”, recalcó.

Sobre las demandas institucionales pendientes por la salida a Bolsa de Bankia, y entre las que destaca la de Iberdrola, Sevilla ha afirmado que existen “muchos argumentos” para que la demanda que presentó Iberdrola por la salida a Bolsa de la entidad en 2011 “no prospere”, al igual que se ha mostrado convencido de que el banco ganará todos los procesos judiciales planteados por institucionales.

 

Respecto al tramo minorista que participó en la salida a Bolsa de la entidad, Sevilla ha señalado que, a 30 de junio, aún quedaban pendientes de resolución cerca de 19.000 demandas en los juzgados, que se irán resolviendo dependiendo del ritmo de la Justicia a la hora de “desaguar” las causas. “Esperamos que entre septiembre y octubre estén todas terminadas. Las cantidades ya están consignadas. La parte de particulares es una página pasada”, ha añadido.

Normas