Alimentación

"No se le ocurra comerse mis judías"

La conservera Hermanos Cuevas ha pedido a los consumidores que no compren ni consuman sus conservas de judías por haber caudado un brote de botulismo.

"No se le ocurra comerse mis judías"

La empresa conservera Hermanos Cuevas han lanzado un llamamiento a los consumidores pidiéndoles que se abstengan de consumir sus marcas de judías por ser causantes de un grave brote de botulismo detectado desde el lunes de Cataluña.

El comunicado de la empresa asegura de forma literal. "El laboratorio del Instituto de Salud Carlos III ha confirmado el fallo de seguridad en una partida no conforme de alubias blancas cocidas que había sido apartada y convenientemente separada del canal de distribución.

En este momento investigamos las circunstancias por las que algunas de las unidades aisladas fueron reincorporadas accidentalmente al canal de venta. Insistimos en recomendar a cualquier consumidor que hubiera adquirido uno de los productos de las marcas que abajo referimos, se abstenga de consumirlo como medida de prevención y proceda a su devolución en el punto de venta. Las marcas investigadas son:

Bon Preu (Mongetes cuites), Condis (Alubias Mongetes-Beans), El Cultivador/Aldi (Alubias Cocidas Extra), IFA Eliges (Alubias Blancas Cocidas Extra) e Hiper Dino (Alubias Blancas Cocidas Extra).

Hoy, la La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha reclamado una investigación para esclarecer la aparición de la toxina botulínica en lotes de alubias blancas cocidas cuyo consumo ha provocado un brote de botulismo en dos bomberos de Palafrugell (Girona).

En un comunicado, la OCU recuerda que la Agencia de Salud Pública de Cataluña comunicó el pasado día 29 de junio la aparición de un brote de botulismo con dos personas afectadas.

Al día siguiente, la Agencia informó de la retirada de varios lotes de productos a priori “sospechosos” de judías blancas cocidas envasadas en bote y bacalao desmigado, que consumieron los bomberos afectados.

Por su parte, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) confirmó el pasado lunes la presencia de la toxina botulínica en el bote de alubias ingeridas por los dos bomberos.

La OCU señala que en principio todos los botes afectados ya han sido retirados de los supermercados y avisa a los consumidores que puedan haber adquirido botes de vidrio de 400 gramos de alubias blancas de la marca BONPREU “que los revisen” y si coinciden con los detalles de los lotes afectados los devuelvan al establecimiento para que se desechen adecuadamente.

Asimismo, aconseja a los consumidores que hayan podido tomar estos botes de alubias que acudan a su centro médico más cercado ante cualquier síntoma.

Para la OCU es necesario mejorar los sistemas de información y la rapidez en la coordinación de soluciones para atajar alertas alimentarias y en esta ocasión considera que la información que emitió la Aecosan no se hizo pública “con la rapidez necesaria”.

En este sentido, subraya que cuanto más rápido fluya la información a los consumidores “mejores soluciones se podrán dar y más protegidos estarán los consumidores”.

Normas